Mastodon
PowerUps

Vikings: Wolves of Midgard – Análisis

Que el Ragnarok os coja sin un hacha en la mano [dropcap]V[/dropcap]olvemos en el Siglo XXI, después de algunos hack & slash fallidos, a recuperar el botoneo machacón del ratón o gamepad, el cual nos producirá un síndrome de túnel carpiano. Hoy, desde PowerUps, os traemos el análisis de Vikings: Wolves of Midgard, un título desarrollado por […]

Que el Ragnarok os coja sin un hacha en la mano

[dropcap]V[/dropcap]olvemos en el Siglo XXI, después de algunos hack & slash fallidos, a recuperar el botoneo machacón del ratón o gamepad, el cual nos producirá un síndrome de túnel carpiano. Hoy, desde PowerUps, os traemos el análisis de Vikings: Wolves of Midgard, un título desarrollado por el estudio Kalypso Media, Tropico 5 o Valhalla Hills entre otros y distribuido en nuestro país por la ya conocida compañía española con sede en Madrid, Meridiem Games.

Una viaje por la escandinavia medieval

La atmósfera que nos plantea Vikings: Wolves of Midgard está muy bien conseguida, logrando introducirnos de pleno en la escandinavia medieval. Algo que todos tenemos claro es que los vikingos están de moda, ya sea por la tan aclamada serie Vikingos, como por el conocido superhéroe de Marvel.

El cometido de Vikings es que nos introduzcamos en las turbulentas aguas nórdicas, aunque por desgracia, solo nos quedaremos nadando en sus superficies. El juego nos plantea una historia monotemática, desaprovechando bastante la riquísima variedad de eventos, criaturas y hechos que suceden en la mitología nórdica, centrándolo directamente en el preámbulo del Ragnarok, el apocalipsis y muerte de los dioses nórdicos.

vikings 01

Algo que me dejó con una sensación rara, puesto que el juego audiovisualmente te da la sensación de estar sumergido en esa cultura de saqueo, rapiña, hidromiel, espada, hacha y sangre, es que tanto su historia que solo nada por la superficie como bien he dicho antes, desaprovecha bastante el abanico de posibilidades que ofrece tal cultura. Dejándonos con la esperanza de que en un futuro saquen nuevos contenidos con el cual saciar nuestras ganas explorar algo más la historia nórdica.

Por otro lado, en cuanto al apartado gráfico y sonoro, tenemos que tanto el entorno, personajes y objetos, están integrados de una manera muy orgánica, conformando una estructura visual muy dinámica, agradable a la vista. Todo esto no podría estar mejor acompañado que de una banda sonora propia del pueblo nórdico, llena de cánticos y música tribal. Tal vez lo que echo de menos es un poco más de personalización estética en el personaje, pero por otro lado… ¡Que leches, estamos hablando de vikingos! No podemos esperar más.

vikings 02

Mejora tu berseker hasta límites insospechables

En cuanto a los arboles de habilidades, ¡madre mía!, según la clase que escojamos y la deidad tendremos un amplio, no, un amplísimo árbol de habilidades y talentos con los cuales explotar el potencial de nuestro personaje, que en mi opinión es extenso hasta límites bastante insospechables.

En cuanto a la diversidad de enemigos, si que se echa algo de menos que dispongan de patrones de ataque diferentes. Si bien cabe decir que los jefes finales de cada nivel si cumplen con esta premisa, con variedad de patrones de ataque y todos ellos diferentes, en cambio, los enemigos que les preceden no, más bien son meras oleadas de bichos a los cuales machacar con el poder de tu clic derecho.

Algo que desde luego ha sido un buen acierto ha sido la incorporación de daño por entorno. El exponernos a los elementos le pasará factura a nuestro personaje. Como por ejemplo, el daño de congelación al luchar en zonas nevadas, o daño tóxico por combatir en cuevas.  No obstante, le hemos encontrado algo negativo a esta mecánica y es el forzado uso de espacios en el mapa que son generados aleatoriamente para evitar este tipo de daño, en vez de luchar contra él de una manera más directa.

vikings 03

Por otro lado, en nuestra aldea podremos mejorar los puestos comerciales, por lo que los vendedores de la misma mejorarán sus catálogo de productos con otros de mayor nivel. El sistema de misiones y niveles está bien diseñado. Lo que no lo está tanto son las misiones de bonificación, que son todas iguales y repetitivas sin añadir nada nuevo a nuestro inventario o a nuestro personaje.

Poca innovación en los modos de juego complementarios

Lo que también supone un clásico en estos juegos es su cooperativo y su modo “horda” en el que nos arrojan decenas de miles de bichos esperando que caigamos bajo su poder y nuestra misión será superarlos a toda costa. No obstante, algo que el género lleva muchísimo tiempo reclamando y las desarrolladoras no han encontrado “la tecla adecuada” son diferentes modos de juego o diferentes alternativas a la historia principal. Convirtiendo a este tipo de modos que ya he comentado, en simples “mata mata” sin ningún tipo de innovación.

Conclusión:

En definitiva, Vikings: Wolves of Midgard cumple con las expectativas y trata de innovar en algunos aspectos, aunque se acaba quedando corto y no termina de aportar demasiado a un género lleva estancado desde hace algunos años. Esto no es por el título en concreto, sino tiene algo que ver más bien con la mecánica de los juegos “Hack & Slash” comúnmente conocido como “mata mata” que tienden a ser repetitivos hasta la saciedad y a la larga acaban aburriendo a los que no son fans del género. Lo bueno es que para aquellos a los que les guste machacar el ratón y desconectar su lóbulo frontal dejando de pensar mientras machaca y machaca vikingos, trasgos, y demás seres de la jugosísima mitología nórdica, esta de enhorabuena, porque el juego es recomendable para los fans del género.

Nota del autor: He tratado de ser lo más objetivo posible con él ya que soy demasiado fan de su competencia, Diablo III.

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Meridiem Games.

vikings 04