PowerUps
Wallachia: Reign of Dracula

Wallachia: Reign of Dracula – Análisis Nintendo Switch

ruleta online

Wallachia: Reign of Dracula – ¡Prepara tu arco!

Continuamos nuestra línea de análisis de los títulos que PixelHeart nos trae a Nintendo Switch en formato físico, tocándole esta vez a Wallachia: Reign of Dracula. Este título run’n’gun desarrollado por Migami Games es más bien una mezcla de Castlevania y Contra, por su jugabilidad e historia, aunque finalmente se decantaría más hacia Contra. Estos días hemos estado jugando a Wallachia: Reign of Dracula en nuestra Nintendo Switch Lite, sufriendo y disfrutando a partes iguales, y os lo contamos en nuestro análisis.

El terror del príncipe Drácula

Wallachia: Reign of Dracula nos presenta una Valaquia invadida por el ya conocido príncipe Drácula, que ha dado orden de cazar a todas las familias boyares. Por desgracia, la familia de nuestra protagonista, Elcin, se encontraba entre ellas, y la verdad que la historia es que se hace sola a partir de aquí. Nuestra misión es la de siempre, ir a por Drácula y echarlo de nuestras tierras, aunque por supuesto con diferentes ayudantes que nos proporcionarán su ayuda en forma de habilidades. Y nuestro arco y espada, esencial para conseguir llegar al castillo donde se oculta Drácula.

En cierto modo, el juego toma de contexto un evento real, y es que esto ocurre durante la invasión de Vlad Tepes y el enfrentamiento de Mehmed, ambos con representación en el juego. Por supuesto, es solo el contexto lo que recoge el juego, añadiéndole su parte de ficción y creando un título propio. Eso sí, tampoco esperéis que sea algo increíble, pues como es costumbre la historia de estos títulos pasan a ser la excusa rápidamente para pasar a la acción.

Cuenta con mi arco y mi espada

La jugabilidad de Wallachia: Reign of Dracula como dije, nos va a recordar más a Contra que a Castlevania pese a los parecidos en ambientación. Todo se enfoca más en la acción, los reflejos y conseguir las diferentes mejoras de personaje para conseguir matar lo más rápido a los enemigos y llegar al final de cada nivel. Para realizar esta tarea contamos con un arco de munición infinita, una espada para el corto alcance, un set de habilidades que usaremos según los orbes que hayamos conseguido, nuevos tipos de munición limitada y, por supuesto, mejoras para las armas y el arco.

La espada, además de servirnos para el cuerpo, también tiene una función especial en este juego, y es que nos servirá también para defendernos. Los enemigos también tienen arcos y ballestas, por lo que muchos proyectiles irán directos hacia nosotros, y en vez de esquivarlos, los podemos derribar de un espadazo. También contamos con la posibilidad de quedarnos en una posición fija para disparar en las 8 direcciones que el juego permite, aunque esto nos dejará indefensos.

Se permite también el típico deslizamiento por el suelo para evitar malas posiciones o disparar agachado, pero sin embargo no se pueden realizar habilidades estando agachados, algo que en alguna ocasión puede jugarnos una mala pasada. Las mejoras del juego cuentan con un interesante diseño, ya que estas no es que se pierdan al morir, si no que las perderemos por cada golpe, de manera que, o juegas perfecto, o poco te van a durar.

Los niveles tienen libertad de movimiento, no estamos restringidos por los laterales del mismo, o bien, por zonas que ya hayamos visto, aunque siempre dentro de esa sección. Para los temerosos, existen puntos de control y continúes infinitos, de manera que podéis terminar los niveles sin mucho sufrimiento. Además, también se puede seleccionar el nivel que queramos, una vez lo hayamos empezado, desde el inicio del juego.

En líneas generales se presta una buena jugabilidad, de hecho, bastante completa y que, bien usada, puedes completar el juego de una manera sencilla. Sin embargo, todo tiene peros, y en mi caso el pero ha sido la propia Nintendo Switch Lite.

Pequeños problemas

Wallachia: Reign of Dracula rinde bastante bien en líneas generales, de hecho, no he tenido ningún fallo grave ni nada similar, aunque sí alguna ralentización momentánea y sin sentido, que ni siquiera se ha repetido en la misma zona. Nada preocupante en cuanto a rendimiento realmente, pero sí en cuanto a fluidez de control, ya que no sé si es por jugar en la Switch Lite o es el propio juego, pero fallan los controles.

Generalmente he tenido problemas de control, o más bien posible fallo del juego, en lo que respecta a los ataques, que en ocasiones disparaba flechas como loco, que es como creo que funciona el juego, o de repente hacía la animación de disparar, pero no salía ninguna flecha. Es sin duda el fallo que más se ha repetido y más me ha molestado, pues en alguna ocasión me ha costado la vida. Especialmente si tenemos en cuenta que, cuando nos pegan, la invulnerabilidad dura apenas 1 segundo.

También en cierto modo esto se ha visto agravado por el uso de los controles incorporados de la Nintendo Switch Lite, que no los considero apropiados para un título de este estilo donde hay que actuar rápido y apuntar en las 8 direcciones. Directamente no es cómodo, el joystick siempre me ha resultado muy pequeño y la cruceta no es la más cómoda, de hecho me ha llegado a doler la mano tras alguna sesión de juego. Imagino que, si tenéis un mando aparte, se disfrutará mucho más, porque el juego se disfruta, pero a mí en lo personal el dolor no me lo quita nadie.

Modos extra de juego y contenido

Wallachia: Reign of Dracula lo hemos jugado en su dificultad normal, para tener una experiencia “tranquila”, pero lo cierto es que la curva de dificultad es bastante elevada, y requiere de un par de paseos en cada nivel para adaptarte y terminarlo. Como casi todos los juegos del estilo, ya pasaba con Tanuki Justice, lo esencial es empezar a aprenderte dónde están los enemigos para acabar con ellos antes de que aparezcan. Los jefes también nos lo ponen algo durillo, pero ciertamente son más sencillos que el resto del nivel como suele ocurrir. Los amantes de auténticos desafíos pueden disfrutar de la modalidad difícil, que sin duda les gustará.

Si saco tiempo me pondré a completarlos…

También cuenta con un sistema de logros del juego de manera que, los más completistas, puedan ponerse con ellos y aumentar sus horas de juego. Incluso tiene diferentes desafíos para picarnos un poco en algún rato libre o la clásica caja de música para escuchar la banda sonora, que de hecho está bastante bien y es recomendable. Pero, es más, una vez que lo acabas también puedes cambiar el traje al de Miriam, de Bloodstained: Ritual of the Night.

Es un juego que no escatima en querer enganchar al jugador, ya sea con modos extra de juego, campaña principal o mediante los logros, cosa que se agradece. En lo personal, habré dedicado cerca de 5-6 al juego antes de analizarlo, pues la campaña me ha costado un poquito de paciencia y luego ya a base de mirar un poco el resto de cosas del título.

Conclusion de Wallachia: Reign of Dracula

Wallachia: Reign of Dracula es el típico juego retro que acaba enganchando y te pica como el que más, aunque mueras unas cuantas veces. Cuenta con un buen diseño pixel art, una buena banda sonora y una jugabilidad desafiante que nos hará practicar nuestros reflejos para disparar en el mejor momento. Además de textos en nuestro idioma cuenta con doblaje inglés con actores de doblaje como Kira Buckland (2B) y Robert Belgrade (Alucard), por lo que suma algunos puntos extras. Es un juego muy entretenido y disfrutable, aún con esos pequeños fallos comentados, por lo que os lo recomendamos a los más fanáticos de los juegos retro.

Nota 8/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de PixelHeart.

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es