PowerUps

Whipseey and the Lost Atlas – Análisis Xbox One

Whipseey y su pequeña aventura

Blowfish Studios nos trae Whipseey and the lost atlas. Estamos ante un simpático plataformas que si bien es cierto no inventa nada, pero trae de nuevo un estilo pixel art que siempre se agradece de ver. Este sencillo juego de saltos nos recordará indudablemente a Kirby, y en ocasiones también a Super Mario. Veamos que nos ha traído este pequeño estudio.

Desde el comienzo de esta aventura podréis ver lo que pretende el título. Estamos ante un plataformas al más puro estilo clásico que a nadie quiere engañar. Esto significa que no podremos esperar demasiadas sorpresas. A pesar de todo, cuenta con cinco niveles que no están nada mal en cuanto a longitud. Lo malo de esto, es que en su conjunto el título es bastante corto. Podremos completar esta pequeña senda en un rato que tengamos libre sin ninguna duda.

Una dificultad que no está clara

Lo normal en este tipo de videojuegos es que a medida que vamos avanzando, se visualice una clara curva de dificultad. Lo malo en este caso, es que no tendremos claro a donde se han dirigido los creadores en este aspecto. Nos encontraremos niveles que nos costarán superarlos, y de repente luego una bajada en su dificultad un tanto incomprensible.

Esto no solo afecta a los enemigos que vayamos encontrando por el transcurso de las fases, algunos nos podrán en ligeros aprietos, sino que también lo notaremos en los jefes finales que encontraremos en la conclusión de estos.

Gracioso en lo artístico

Como se puede ver tan solo mirando el tráiler, este divertido videojuego apuesta por un diseño artístico que nos será muy familiar. Claramente evoca a las aventuras más clásicas de 8 y 16 bits. Con un estilo pixel artvemos como este plataformas nos recordará sin duda alguna a Kirby, una de las mascotas de Nintendo. También podremos encontrar algunos diseños parecidos en los enemigos que nos recordarán a los enemigos de la franquicia Super Mario. Esto no quiere decir que estas coincidencias sean malas. Al contrario, es algo bueno que tiene el título.

Nos recordará a nuestro amigo Kirby

Melodías muy olvidables

Sería absurdo decir que estamos ante un nuevo rival de nuestro amigo de la Gran N. Porque si recordamos a Kirby, no solo es porque fuera un juego del género muy divertido y único, sino también por sus emblemáticos temas musicales, algo de lo que sin duda carece Whipseey. Los temas que encontraremos en este videojuego pasan muy desapercibidos. No creo que dentro de un tiempo se recuerde por esto desde luego.

Pocos añadidos en Whipseey

Una vez que acabemos el título, tendremos una serie de logros o trofeos (según que plataforma lo juguemos) que pueden alargar un poco la vida de este corto cartucho. Hay algunos que son bastante entretenidos; como derrotar a los jefes finales sin recibir daño. Esto puede parecer sencillo, pero puede llegar a ser una tarea un tanto costosa con algunos de los enfrentamientos. Si queréis exprimir el videojuego es algo que recomiendo sin duda alguna, ya que se nos hará muy corto, y si sois asiduos en el género más aún.

Pienso que, ya que nos han traído una aventura tan corta, podrían haber diseñado dentro del mismo juego un sistema de logros; habría sido muy divertido y se le podría haber sacado mucho más jugo al título.

Algunos enemigos nos pondrán en ligeros aprietos

¿Podemos esperar un regreso de Whipseey?

Es una pregunta difícil de responder. Dado como está el mercado y viendo los pocos juegos de plataformas que tienen éxito en el presente. Sin ser un gran lanzamiento, lo bueno de estar dentro de los desarrollos independientes es que nunca se sabrá, siempre tendrá alguna vía de hacerlo más o menos accesible. Whipseey tiene ideas buenas sin duda alguna, lo que le falta es profundizar más en todo el conjunto. El título es divertido a la hora de jugar, pero como digo, le falta ser mucho más complejo, dentro de este género nos deben ofrecer nuevos alicientes, ya que se han visto muchas cosas, más aún cuando quieres hacer un título que evoca a otros claramente. Algo parecido quisieron hacer y cumplieron con creces los creadores de Super Meat Boy, aunque cada uno tenga su estilo.

Conclusión

Puede que Blowfish Studios no tengan muy claro el camino que quieren tomar con Whipseey and the Lost Atlas, pero tampoco nos han dado un título aburrido. Con este título tenemos un entretenido videojuego de plataformas que evoca a las más clásicas aventuras. Su estilo pixel art nos traerá muchos entrañables recuerdos. Un videojuego que podría dar lugar a una franquicia, pero tendrían que profundizar mucho más; no tiene una clara curva de dificultad, es un gran problema en este género no tener esto claro sin lugar a dudas.

Por otra parte, tampoco es que tengamos unas melodías que nos hagan recordar esta pequeña aventura, algo que suele ser muy bueno dentro del género. Si a todo esto le sumamos que la aventura la podremos completar en un rato libre que tengamos sin ningún problema, nos queda un divertido plataformas que intenta homenajear a grandes juegos clásicos, pero sin la brillantez de estos, le falta mucha madurez a nuestro amigo.

Nota: 6/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias al envío de una unidad para review por parte de StridePR

Anthohearts

Los videojuegos son un arte que no entiende de marcas, solo de sensaciones diferentes que juntas entre si, se mezclan y forman un cocktail muy jugoso.

¿Te gustaría apoyarnos?