PowerUps

World of Warships: Legends – Análisis PlayStation 4

World of Warships: Legends, estrategia con realismo histórico

Estrategia, realismo, barcos y la segunda guerra mundial, son algunos de los elementos que nos ofrece World of Warships: Legends, un título totalmente gratuito para PlayStation 4 y Xbox One nos ofrecerá horas de diversión

World of Warships: Legends, traído de la mano de Wargaming, es un juego de estrategia con barcos de guerra ambientada en la segunda guerra mundial. A diferencia de otros títulos del género, este no se caracteriza por tener un gameplay por turnos, sino que podremos movernos por todo el mapa con nuestro barco y posicionarnos libremente. Podremos escoger entre cuatro facciones: japoneses, estadounidenses, británicos y alemanes. En recientes actualizaciones podremos contar con una quinta y nueva facción: los franceses.

Tres opciones con bastante variedad

Cada facción tiene sus propias características, pero todas tienen las mismas categorías de barcos las cuales detallo:

  • Destroyer: Son los barcos más pequeños que nos podemos encontrar en cada facción. Estos barcos tienen una principal ventaja frente a los demás: su velocidad. En la mayoría de los barcos, desde que pones los motores al máximo hasta que estos alcanzan su velocidad máxima pasan varios segundos. En los Destroyers esos segundos se ven reducidos de manera drástica, siendo estos los barcos más veloces a los que podemos optar en el juego. Pero no solo venceremos con velocidad, ya que estos barcos también manejan una importante potencia en cuanto a torpedos. También disponen de dos o tres cañones de bajo calibre para hacer daño a enemigos a distancia. La gran maniobrabilidad de la que disponen, junto a la velocidad y las bombas de humo que podemos lanzar para volvernos invisibles, hacen que estos barcos un blanco difícil de acertar. Aunque su poca defensa y vida los hacen muy vulnerables a cualquier proyectil, su gran número de torpedos y gran evasiva, hacen de estos barcos una buena opción para la guerra.

  • Cruiser: Estos barcos son el intermedio entre los Destroyer y los Battleship, pudiendo escoger lo mejor de ambas categorías. Estos barcos tienen una velocidad media, al igual que su capacidad de virar. Entre su armamento disponemos de una capacidad baja de torpedos y una reserva media/alta de cañones. No disponemos del humo exclusivo de los Destroyers, pero sí tendremos radares de reconocimiento y aviones del mismo ámbito. En estos ahora sí dispondremos de una mayor vida y defensa ante proyectiles enemigos.

  • Battleship: Los reyes de la defensa, vida y cañones. Estos barcos por lo general se quedan en una posición más rezagada para enfrentar a los enemigos con su gran número de cañones de gran calibre. En estos barcos no dispondremos de torpedos, pero los suplimos, como ya he mencionado, con una gran cantidad de cañones. Además, podremos desplegar aviones de combate que harán daño a los enemigos cercanos, de reconocimiento, radares, y demás prestaciones que incorporan estos enormes mastodontes. Sin duda alguna, su gran defecto se trata de su capacidad para moverse por el mapa. Su escasa maniobrabilidad y su lentísima velocidad hacen de este barco una diana enorme y lenta a la que los enemigos pueden acertar con facilidad. Por ello disponemos de la mayor cantidad de vida y defensa de la que disponen los barcos.

Jugabilidad para todos

Bien, una vez os he presentado los barcos, dejadme hablar de la jugabilidad en este juego. Ya que, si no encuentras tu tipo de barco, el título puede llegar a ser desesperante o aburrido.

Si eres de las personas que prefieren una acción más inmediata y arriesgada, mi consejo es que empieces a jugar con los Destroyers. Estos barcos son los más veloces y los primeros (no siempre) en llegar a la batalla, ya que, al principio de la partida, tendremos una cierta distancia para encontrar al enemigo. Estos barcos, por su reducido tamaño, tienen la ventaja de no ser detectados con facilidad, por lo que pueden acercarse bastante al enemigo y atacar con torpedos. Sin embargo, si un Battleship te detecta y te acierta una andanada, te verás en el menú buscando una nueva partida. Ocultarte de los enemigos entre bombas de humo y detrás de islas también será necesario tanto para evitar ser visto como de los disparos enemigos. Una vez estemos a una distancia considerable del enemigo, podremos lanzar nuestro primer grupo de torpedos, intentando predecir cuando estos se encontrarán con el barco al que queremos acertar.

Si por el contrario eres más estratégico y paciente, puedes elegir entre los Cruiser y Battleship, siendo estos últimos los que disponen de una jugabilidad más paciente y estratégica. Aunque siempre puedes lanzarte como un loco o quedarte atrás de la batalla tengas el barco que tengas. El Battleship sería el barco que se encarga de hacer un gran daño desde una buena posición, siendo cubierto por los compañeros que embarquen un Destroyer o un Cruiser. El Battleship tiene el deber de tener un buen posicionamiento y esperar pacientemente para que los barcos enemigos no adquieran el punto de control. El Cruiser puede ser una combinación de ambos barcos, pudiendo hacer daño a corta y larga distancia. Su posicionamiento depende del estilo de cada jugador o de las características que haya implementado en el barco.

Acción en alta mar

Las características de cada barco y cada facción siempre se pueden ver complementadas con las mejoras que nos proporciona el título. Estás se pueden comprar con el dinero que vamos ganando por cada partida, habiendo un plus si la ganamos. Las mejoras pueden comprenderse entre mejorar la velocidad con la que se recargan las andanadas, la velocidad con la que los cañones viran en el sentido en el que apuntamos, una mayor velocidad o maniobrabilidad. Cada barco tiene sus propias modalidades de mejora, al igual que cada facción tiene sus propios capitanes. Los capitanes son un recurso más que hará que el barco mejore en cierto aspecto, dependiendo del atributo de dicho capitán. Este recurso los podemos encontrar en las lootboxs que recibimos. Algunos de ellos pueden mejorarnos atributos como la precisión al disparar, una mejor penetración de nuestros proyectiles o una mejor detección de los enemigos.

El modo de juego en las partidas es sencillo: capturar A, B, C o la base enemiga. En el primer modo, las tres bases permanecen en gris y después de permanecer unos segundos en dicha área, tomaremos la base. El segundo modo empieza con nuestra base del color de nuestro equipo y nuestro objetivo será capturar la base enemiga del mismo modo que capturamos los puntos anteriores. Cualquiera de los dos modos termina si todos los barcos de cualquier de los dos bandos han sido destruidos. 

Alucinantes gráficos

Uno de los puntos fuertes de este título son los maravillosos gráficos que nos muestran. El agua es uno de los elementos con más dificultad de recrear en cualquier videojuego, pero siendo este de barcos de guerra, se nota que le han puesto bastante trabajo y empeño. Tanto el agua, como el modelado de los barcos es impresionante. Puedes ver cada cañón, cable y detalles varios a la perfección. La trayectoria de las balas, el fuego de cuando impacta o arde un barco está muy bien conseguido, un elemento más que le da bastante realismo al título, sensación los chicos de Wargaming luchan por conseguir desde el principio.

Nota: 7/10

Conclusiones

He estado jugando bastantes horas a este título y la verdad es que al principio se me ha hecho un poco cuesta arriba pillar el ritmo del título. Pero para los que ya están acostumbrados a este tipo de títulos, este le parece una verdadera joya. El modelado rozando la perfección de los barcos me ha gustado bastante, es un elemento muy vistoso, que junto con el nombre de cada barco, te hace aprender un poco de historia. La sensación que me ha dado este título es que, o te gusta mucho o no te gusta nada, no hay medias tintas. 

Agrava

Agrava

Redactor de Powerups. Nací con un joystick bajo el brazo. Me encanta escribir, jugar y leer. Contacto: Agrava@powerups.es

Publicidad



Juegos buscando financiación

Publicidad