PowerUps
world war z analisis

World War Z – Análisis PS4

Y un día, durante el apocalipsis, los muertos se levantarán de sus tumbas…

El zombi es una criatura que siempre nos ha acompañado en los videojuegos de terror. Desde sus primeras apariciones hasta el día de hoy, prácticamente no hay un año en el que no salga al mercado un videojuego en el que no disfrutemos de su presencia, siendo un pilar fundamental para las compañías del género de terror o acción.

La figura del zombi ofrece al desarrollador un variado abanico de posibilidades sea cual sea su representación; desde el zombi lento, torpe y de nula inteligencia, hasta el rápido, ágil y con una inteligencia capaz de ponernos en más de un aprieto. World War Z, basado en la película con el mismo nombre, representa a este tipo de criaturas, capaces de saltar, alertar a otros zombis o incluso apilarse entre ellos para superar la fachada de un edificio con el objetivo de darnos caza ¿Seréis capaces de sobrevivir a este apocalipsis?

world war z analisis

World War Z llegaba  a las plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC el pasado 15 de abril. Basado en la película dirigida por Marc Forster y protagonizada por Bradd Pitt,  este título nos sumerge en una aventura de supervivencia en la que prácticamente todo el mundo ha sucumbido a un virus que transforma a las personas en zombis sedientos de carne humana y ahora, tras su paso en 2013 por la gran pantalla y gracias al trabajo de SABER Studios, podemos disfrutar de esta angustiosa aventura convertida en videojuego.

Queda claro que en el aspecto argumental World War Z sigue la línea de la película. Un virus está convirtiendo a la población mundial en letales zombis y nuestra principal premisa es sobrevivir hasta que se consiga el antídoto que acabe con la epidemia. Sin duda, es uno de los apartados que más flaquea el videojuego, pasando desde el primer momento a un segundo plano, aunque en el género y más sabiendo que su principal mecánica de juego es la acción, tampoco es que lo echara demasiado de menos durante el transcurso de los episodios.

Un breve modo campaña

En cuanto  a los modos de juegos primeramente hay que dejar claro que es un juego indicado para jugarlo conectado a la red y sobre todo, para los usuarios de PlayStation 4 la suscripción a PlayStation Plus es totalmente obligatoria si es que queremos sacarle todo el jugo al videojuego. Y es que nos encontramos ante dos únicos modos de juego: El modo campaña cooperativa y el multijugador, del que hablaré más adelante.

World War Z episodios

El primero de ellos se trata de modo campaña cooperativa. A priori este modo ofrece dos opciones de jugarlo; en línea o sin conexión. En este modo nuestra premisa es sobrevivir al apocalipsis a través de cuatro importantes capitales mundiales; Nueva York, Moscú, Jerusalén y Tokyo, cada una con sus propios protagonistas, ambientaciones e historias personales, a lo largo de tres capítulos distintos cada uno excepto Tokyo, que únicamente ofrece dos de ellos.

En resultado, un modo campaña con una falta de profundidad importante que en los niveles de dificultad más bajos se puede superar en unas seis u siete horas de juego. Sin embargo, la diversión y la acción está más que asegurada.

Técnicamente no se le puede pedir más

En cuanto al aspecto gráfico, a simple vista World War Z me dio la impresión de que podría haber estado más trabajado, pero todo tiene su porqué. Nos encontramos ante un videojuego en el que gráficamente no le veo nada negativo, no obstante, sí que le echo en falta ese plus de definición que viene acompañando últimamente a los triple A, como en las sombras, el agua, las luces o las transparencias y reflejos de los cristales.

Sin embargo, en cuanto a los diseños y animaciones, tanto de los personajes como de los escenarios están bastante conseguidos. En general todo goza de un alto nivel de detalle, representando en todo momento la escena de lo que podría ser un verdadero apocalipsis zombi. Y es que tanto el mobiliario como los decorados están excelentemente representados, aunque hay que detallar que la interacción con ellos durante el juego es prácticamente nula.

World War Z animación

Pero no me puedo permitir seguir adelante este análisis sin elogiar el gran trabajo que los chicos SABER Interactive han realizado con el motor gráfico Swarm Engine. Ya se venía diciendo que la respuesta del mismo permitiría lanzarnos oleadas de cientos de zombis sedientos de sangre hacia nosotros, y tengo que corroborar que así ha sido. En ningún momento, durante las partidas, he notado bajadas de frames y eso que no os podéis imaginar, hasta que lo juguéis, de la cantidad de elementos en pantalla que se pueden llegar a acumular mientras resistimos las oleadas, proporcionando un gunplay interesante y frenético en todo momento.

Sigilo, acción y táctica

En el aspecto jugable World War Z responde bastante bien, tal y como comenté en el apartado técnico el motor gráfico responde perfectamente ante la masificación de elementos en pantalla y esto favorece enormemente su gameplay, el personaje puede correr, apuntar, disparar, recargar  y demás acciones sin detrimento en ningún momento de la experiencia de juego.

World War Z defender y proteger

En cada capítulo se mezclan mecánicas de sigilo, evitando llamar la atención de otros zombis, de acción y disparos en tercera persona y finalmente componentes estratégicos, llegando a un punto determinado, protegiendo a algún PNJ o repeliendo en determinados puntos interminables hordas de zombis, ya sea montando alambradas, vallas electrificadas, ametralladoras pesadas o explosivos al más puro estilo multijugador de Metal Gear Survive. Un variado cocktail que ofrece al jugador distintas mecánicas distintas con bruscos cambios de ritmo en mapas que con una nula exploración.

No me cabe duda que el estudio ha pensado en todo momento en el componente multijugador para este título, sin embargo, si no disponemos de la suscripción premium de PlayStation se puede disfrutar algo más de este modo de juego subiendo el nivel de dificultad formando equipo con tres bots donde la IA que solo les llega para apretar el gatillo.

El multijugador, un soplo de aire fresco

Por otro lado, el modo multijugador es la manera de darle algo más de vida a esta aventura tras finalizar su modo campaña. Se trata de un modo en el que se muestra una cara más real de lo que podría ser un verdadero apocalipsis zombi, enfrentando a bandos de jugadores mientras existe el peligro de zombis por todos los rincones, lo que se denominaría Players vs Players vs Zombis (PvPvZ).

World War Z armas

De primeras este modo me pareció interesante, aunque al cabo de varias partidas uno se va dando cuenta de sus pequeñas carencias. Nos encontramos que en partida solo se encuentran únicamente dos equipos de cuatro componentes cada uno que se enfrentan entre sí en un mapa a través cinco modos competitivos de los que muchos son viejos conocidos en el género shooter. Tenemos desde obtener recursos esparcidos por el mapa, duelo a muerte por equipos, dominación de zonas, captura y mantener la colina o buscar y proteger una vacuna. Cinco modos en los que siempre estará presente la amenaza zombi, y que podrán cambiar el rumbo de la partida en cualquier momento.

En general en ninguno de los modos tuve problemas para encontrar partidas, donde los servidores funcionan correctamente a excepción de alguna desconexión repentina, pero si que se echan en falta la posibilidad de que entraran en partida más de dos equipos además de una mayor variedad de mapas. De momento nada que no se pudiera mejorar con actualizaciones futuras o el lanzamiento de DLCs de contenidos.

Conviértete en un mejor superviviente

Las situaciones extremas obligan al ser humano a convertirse en un mejor superviviente y en un apocalipsis zombie aún más. En World War Z a medida que vayamos superando los distintos capítulos obtendremos puntos de experiencia en ambos modos de juego con los que subiremos de nivel, desbloqueando nuevas habilidades dentro del extenso árbol de habilidades de cada clase. Estas habilidades se podrán comprar invirtiendo puntos de suministros que se obtendrán al finalizar cada capítulo o ganando partidas en el modo multijugador.

World War Z clases

Lo mismo ocurre con las armas. Al finalizar cada capítulo, las que hayamos usado durante el mismo obtendrán puntos de experiencia, subiendo de nivel y desbloqueando nuevas personalizaciones o aumentando sus características. Estas pueden ser compradas igualmente mediante los suministros conseguidos.

Conclusión

Resumiendo, World War Z es un videojuego al que muchos han denominado como el sucesor espiritual de Left 4 Dead, aunque para mi opinión aún le queda bastante recorrido para serlo sin que antes se corrijan pequeños detalles con el fin de alargarle la vida. Sin embargo, la respuesta de su motor gráfico junto a su mezcla de mecánicas y su multijugador me ha sorprendido bastante, sobre todo en su modo campaña que, aunque para mi opinión sea demasiado breve y que desgraciadamente desprenda un fuerte olor a DLCs de pago, me ha divertido durante horas mientras aniquilaba hordas zombis continuamente junto a otros jugadores. 

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Koch Media

Alberto

Alberto

CEO PowerUps. Aficionado a los videojuegos, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".

¿Te gustaría apoyarnos?