PowerUps
XIII remake

XIII Remake – Análisis PS4

ruleta online

XIII Remake – A veces es mejor no remover el pasado

Aunque ya está a la venta la nueva generación de consolas, siguen siendo muchos los juegos que reciben una versión remasterizada o un remake, generalmente por ser juegos que “se echan de menos” en esta época. El turno de XIII, el shooter de Ubisoft que nos llegó en 2003, ha llegado. Aunque eso sí, esta vez no se encarga Ubisoft, este remake ha sido realizado por PlayMagic y publicado por Microids, con licencia de venta en nuestro territorio por parte de Meridiem Games. Para ponernos antes de todo en situación, XIII fue un juego bastante bueno en su momento, principalmente por su apartado artístico, una campaña en mas o menos digna y con un guion muy loco lleno de traiciones, conspiraciones, sectas y todos los giros que se te pueden ocurrir. Así que bueno, veamos que nos hemos encontrado en este XIII Remake.

Misma base con algunos cambios

Uno de los puntos a favor de este Remake de XIII, es que se ciñe a ser eso, un remake de lo que ya conocemos. La historia sigue siendo la misma, despertamos amnésicos y rápidamente vienen a por nosotros, poco después comenzaremos a descubrir por qué nos persiguen y quién somos. Lo principal a saber es que nos culpan del asesinato del presidente, sin embargo nosotros no hemos sido, y es que todo forma parte de una conspiración a gran escala con muchos agentes, la cual resolveremos a lo largo de las 5-6 horas que puede durarnos la campaña si vamos algo deprisa.

En este sentido, el argumento no ha cambiado, si en su día jugasteis al original pues aquí lo tenéis de vuelta, con todas sus misiones. Como digo es un buen punto, y es que la campaña no era nada mala, de hecho estaba bastante interesante gracias a esos giros de guion casi continuos. También tenía la suerte de apoyarse mucho en una jugabilidad variada, si querías ir con tu sigilo y matar a todos poco a poco, lo podías hacer, pero si te apetecía ir con todo el plomo por delante, también, aunque con sus riesgos. Al menos esto así era en su versión original.

Y es que el juego ha sufrido algunos cambios, siendo la dificultad uno de ellos, o al menos así lo recuerdo. He estado jugando en la dificultad superagente, que es la anterior a la última, y una cosa que he notado es que sobran balas, muchas, y el sigilo ni siquiera te hace falta, a menos que te lo exija el juego. Resultando en algo bastante sencillo, aunque esto también se debe a ciertas cosas que comentaremos en breves.

En general se han metido cosas más modernas a la jugabilidad, como la rueda de armas que permite pausar la acción para cambiarlas o meterse un buen botiquín si es necesario, una movilidad obviamente mejorada en general, también podemos usar cuchillos y armas de una mano al usar el gancho o la tirolina, poder apuntar con las miras de hierro… Incluso ya no se mueve la pantalla cuando te dan con un lanzacohetes. También contamos con un modo multijugador local y bastantes coleccionables para los que buscan siempre en cada rincón.

Es igual, pero se ve diferente

Antes de meternos muy de golpe en su principal problema, hablemos de su apartado artístico. Esto puede parecer una chorrada muy grande, pero gran parte del encanto que tenia el XIII original era esa estética estilo comic, con sus viñetas para algunas acciones como eliminaciones con sigilo o conversaciones lejanas. Era sin duda algo “innovador” en la época, era curioso y lucía espectacular.

XIII_20201201030843

En esta versión de XIII Remake los gráficos se han mejorado notablemente, sí, hay más polígonos y texturas con una mejor calidad, pero que no es lo que se podría haber esperado. Los gráficos de XIII remake pecan de haber querido ser más realistas, pero no se conserva la esencia del original. Gracias al YouTuber Cycu1 podéis ver una comparativa entre el original y el remake, y que vosotros mismos podéis ver cómo han cambiado.

Una experiencia mejorable

Ahora bien, ya vamos a lo importante, porque XIII Remake podría haber sido una vuelta gloriosa, pero se ha quedado a algo más que a medio gas. Ya os digo por adelantado que, con todo bien arreglado, que supuestamente acabará siendo así, es un juego que puede merecer mucho la pena. Incluso pasando por alto el tema de la esencia gráfica del original.

El juego es ya bien sabido a estas alturas que cuenta con bastantes fallos, no es ningún misterio ni nada que se esté escondiendo, de hecho Microids y PlayMagic lanzaron un comunicado al respecto, por lo que como digo, se espera que el juego finalmente llegue a un estado decente.

Y es que durante nuestra experiencia hemos experimentado cosas que minan mucho la experiencia final del usuario. Hemos sufrido de frame tearing de manera constante, enemigos cuya IA es ir hacia ti de cabeza, animaciones horribles, cambios de arma muy lentos, menús que a veces no responden bien, ralentizaciones de juego e incluso parones, sonidos que no existen, bloqueos de progreso, etc. Ha llegado en un estado terriblemente malo y no quiero tampoco comentar todo lo malo, porque para una de las pocas veces que la desarrolladora se ve preocupada de mejorar el producto de verdad, pues hay que darles el voto de confianza.

Ahora mismo, mientras escribo este análisis a día 30 de noviembre, se acaba de actualizar con muchos fallos arreglados y mejoras en general, por lo que quiero pensar que están trabajando de verdad en ello. Se encuentra algo más jugable, han vuelto sonidos que directamente no estaban, se ha mejorado un poco la interfaz, algunas acciones… Sin embargo nada más volver a entrar me he caído al vacío después de abrir una puerta… Así que lo dicho, esperemos que tarde o temprano esté como debería haber salido, porque el juego lo merece.

Por destacar algo que quieras que no, siempre es de agradecer, es que el juego cuenta con buen doblaje a nuestro idioma, haciendo la experiencia más amena. Algún día hablaré de lo importante que puede llegar a ser un buen doblaje en los videojuegos, tanto para una mejor inmersión en la experiencia, como para que los jugadores consigan identificarse con los personajes. Aquí, lo más importante respecto a esto, es que podemos ir disfrutando de la historia con nuestros cascos puestos mientras disparamos sin perder un solo detalle. Que a fin de cuentas, la historia de la campaña tiene buen ritmo, y con los diferentes niveles de sigilo de ensayo y error, gracias al doblaje termina de hacerse mucho más agradable pese a todos estos fallos que hemos comentado por encima.

Conclusiones de XIII Remake

XIII Remake es un título que ha salido a medio hacer, no hace falta esconderlo, Microids y PlayMagic son muy conscientes de ello y pretenden solucionarlo todo. Si bien jugarlo como ha salido a la venta, ha resultado bastante incómodo, admito que con arreglar cosas tan sencillas como el frametearing, una estabilidad de FPS y un par de fallos de jugabilidad, ya sería bastante más interesante de jugar, aunque no sea sobresaliente. Es una lástima, porque es un juego que esperaba con bastantes ganas, me divertí con su versión de PS2, y aquí podría haber sido igual, pero tocará esperar un tiempo para ver el XIII Remake que nos merecemos. Y es más, me voy a mojar, y votaría por alguna continuación una vez arreglados los fallos de esta entrega.

Nota: 5.5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Meridiem Games.

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

Síguenos en Twitch