PowerUps

Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness – Análisis PC (Steam)

Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness – Los viejos horrores cósmicos

No voy a engañar a nadie, he analizado Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness porque no tengo mucho que hacer estos días y se me ha dado la oportunidad. Ni siquiera soy de jugar aventuras gráficas, y tampoco he jugado al título anterior, Chronicle of Innsmouth. Sin embargo, por la temática del juego, me decidí, así también salgo un poco de mi zona de confort videojueguil. 

Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness se inspira en la novela At the Mountains of Madness de H.P Lovecraft, con algunas diferencias, por supuesto. En esta aventura tomaremos el papel de Lone Carter, un investigador privado que, tras uno de sus encargos, despierta en una playa cerca de Innsmouth con prácticamente medio cuerpo mutilado. Sin embargo, al poco se despierta totalmente recuperado, su encuentro con una criatura conocida como Shoggoth ha cambiado en él. 

Si queréis saber que nos han parecido las aventuras de Lone Carter en Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness, os aconsejo quedaros a leer este análisis.

Lone Carter, un tipo peculiar

Los que ya sepáis de que va la novela de H.P Lovecraft, llevaréis una pequeña ventaja sobre los eventos del videojuego y su contexto, y también aviso que, aunque haya otro título, este se puede jugar de manera independiente. Al menos yo lo he hecho y disfrutado sin problema alguno, más allá de un poco el cansancio que da jugar estos títulos en inglés (próximamente llegará en español). Esto nos lleva a poder conocer a Lone Carter sin problemas, así como todo lo que nos ocurre en el juego.

Lone Carter, tras los eventos de Innsmouth, vuelve a su oficina de Arkham, la ciudad ficticia de la obra de H.P Lovecraft, para ponerse al día, ya que ha estado fuera un mes sin dar señales de vida. Se pone en contacto con su cliente, el Dr. Armitage, quien le mandó a buscar a su hermano en Innsmouth y motivo por el que acabó en la playa, y le cuenta lo loco que ha sido todo. Y aunque al principio, todo parece quedar en una “anécdota”, Lone Carter quiere saber más sobre lo que le ha pasado.

Al poco asistiremos al escenario de un crimen, en el cual descubriremos un pequeño dibujo que nos resulta similar, pues Lone Carter lo pudo ver en las antiguas ruinas de Innsmouth. Todo esto nos llevará a diferentes personajes que formarán equipo con nosotros, y nos conducirán mediante diferentes temas de ocultismo, misteriosas entidades y diferentes grupos de adoradores y protectores de lo oculto.

Pero mientras nosotros investigamos en Arkham…

A la par que nosotros estamos con nuestros problemas en Arkham, en la otra punta del mundo, en la Antártida, hay una expedición dirigida por el Dr. Lake. Durante esta expedición logran encontrar una misteriosa entrada en el hielo que les conduce a unas extrañas criaturas criogenizadas. Sin embargo, no disponen del material necesario para extraerlas, y dos de sus miembros encuentran algo que les cuesta la vida.

No es hasta casi el fin del juego que nos vemos envuelto también en esta expedición, directamente relacionada con todos los problemas, misterios y gente cercana a Lone Carter, y terminamos de descubrir que es lo que se oculta entre tanto hielo.

Durante el transcurso de la aventura, encontraremos momentos de todo tipo, y situaciones de lo más extrañas, y en ocasiones, algún que otro punto cómico. Además, se plantea de una muy interesante y que siempre anima a continuar indagando, pues cada muy poco tiempo se nos plantea un nuevo misterio, un nuevo puzle, adquirimos nueva información y siempre estamos haciendo algo, lo cual nos lleva a hablar de cómo se juega.

Aventura gráfica sencilla y directa

Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness nos plantea una jugabilidad clásica dentro de lo que son las aventuras gráficas, pero de alguna forma algo más modernizada y sencilla. Una manera mucho más simple de ver el cambio, se puede hacer con una imagen de la anterior entrega y una de la nueva.

Ya de un primer vistazo, se ve que se ha eliminado gran parte de la interfaz, siendo ahora todo mucho más sencillo. Las acciones de Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness se reducen a inspección y utilización, junto a la opción de combinar los objetos en nuestro inventario. Esto viene ayudado de un botón que nos indicará dónde podemos interactuar, de manera que, aunque estemos algo perdidos, podemos ver qué hacer.

Eso sí, esto no quiere decir que el juego sea fácil o un camino directo de principio a final. De hecho, presenta una muy buena cantidad de acertijos que resolver, que sin ser excesivamente complicados, si nos tendrán unos cuantos minutos extras pensando cómo resolverlos.

Y realmente no hay mucho más que decir de lo jugable, más que el movimiento es como podéis esperar haciendo click, y que contamos con un mapa mediante el cual podemos acceder a diferentes localizaciones. Otra cosa que me ha agradado bastante, es que no te hace perder el tiempo, cuando no hay nada más que hacer o hablar con alguien, te lo hace saber.

Un importante apartado gráfico y sonoro

Si hay algo que acompaña de muy buena manera la historia de Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness es su buen apartado gráfico dentro del género, con muy buen detalle y un buen nivel de animación. Las diferentes localizaciones que nos encontramos están simplemente geniales a nivel visual, especialmente aquellas que son “fuera de este mundo”, y además en muchas ocasiones nos acompañan “cinemáticas” para algunos eventos.

En cuanto al sonido, está bien, la banda sonora no es que la vaya a buscar y descargar para escuchar en mi casa, pero sí que acompaña de manera perfecta en el juego. Lo más destacable, es que la aventura cuenta con doblaje completo al inglés, que, aunque ya me gustaría que fuese en español, hace ciertamente más disfrutable e inmersiva la aventura de Lone Carter.

Si hay algo que he odiado, es que, durante todo este tiempo de juego, he perdido progreso un par de veces. Una de ellas porque literalmente el juego se cerró solo, y otra porque no os voy a engañar, soy tonto. Al entrar a cargar partida, vi una casilla que ponía autoguardado, y pensé: “Genial, no tengo que preocuparme”, pero sí hay que preocuparse de ello. También ha habido 2 o 3 escenas del juego en las que “no se podían cargar los archivos”, y me he perdido un par de frases, pero creo que por suerte no relevantes.

Conclusiones de Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness

Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness funciona muy bien como título independiente, sin necesidad de jugar al anterior. La historia está bastante interesante, especialmente si te llama, aunque sea un mínimo el universo de H.P Lovecraft, ya que no dejan de ser adaptaciones de sus novelas. Se desarrolla de una manera en la que el jugador siempre va a querer saber más, y no deja cabos al aire antes de que sucedan las cosas, por lo que siempre vamos a tener la intriga de lo que viene después. Jugablemente es sencilla, y gracias al doblaje y texto juntos, es una buena experiencia. Lo único malo es la barrera del idioma, pero según parece llegará en castellano más adelante, así que no debería ser problema. No va a pasar a la historia de las aventuras gráficas, pero sin duda tampoco está nada mal.

Nota: 7.5/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de JaleoPR.


Salir de la versión móvil