PowerUps
Daymare 1998

Daymare: 1998 – Análisis PS4

ruleta online

Daymare: 1998 – La pesadilla llega a PS4

En septiembre del año pasado ya os traje el análisis de Daymare: 1998, título que tuve la oportunidad de jugar en fase preview y en su lanzamiento para poder realizar un análisis correcto del mismo. El equipo de Invader Devs nos han traído finalmente una de las versiones de consola, la de PlayStation 4 en cuestión (también en Xbox One digital), y además en formato físico con una edición chulísima por parte de Meridiem Games. En este análisis abordaré un poco más de manera resumida esta versión, los que quieran gozar de un análisis más completo y profundo pueden hacerlo con el análisis de la versión de PC.

La historia es su mayor punto a favor

Como bien comenté en el análisis de la versión de PC, el mejor punto de Daymare: 1998 lo encontramos en su historia y ambientación que, si bien puede empezar de una manera «muy cliché», todo se resuelve de una manera muy buena y sorprendente. La principal diferencia respecto a otros juegos, incluso de los cuales pilla muchas referencias como Resident Evil, es que tiene 2 separaciones muy buenas: historia de sus personajes y la historia de las compañías.

Dentro de la historia de las compañías tenemos la de Hexacore, quienes se dedican a investigar la biogenética y a hacer experimentos que, obviamente, la población no sabe. Keen Sight, la ciudad en la que se desarrolla, está prácticamente controlada por completo por Hexacore. Dentro de estos experimentos se encuentran el gas «Castor», aún en desarrollo y cuyos efectos en la población es la de transformarles en zombies u otras mutaciones más avanzadas.

Aquí es donde entra el equipo H.A.D.E.S de la propia Hexacore, liderado por Liev. Su misión es recuperar un cargamento de gas castor de una de las instalaciones en la cual ha habido un escape, pero al volver de estas instalaciones este gas cae sobre toda Keen Sight, creando el apocalipsis zombie.

En contrapunto a la historia de los gases y demás experimentos de Hexacore, tenemos las historias de los personajes, las cuales están más entrelazadas de lo que parecen, y algunas más personales que otras. En este apartado el juego se centra mucho en la historia de Sam, un pobre guardabosques con «esquizofrenia» que se ve envuelto en todo esto de la manera más absurda.

El desarrollo de la historia solo mejora

Explicada un poco la base, hablemos de cómo se desarrolla la historia a lo largo de los diferentes capítulos del juego. Ya que es, en esencia, lo que más le diferencia respecto a otros juegos del género. Y es que la historia de Daymare: 1998 la podemos calificar de densa, está llena de pequeños documentos, cintas de audio e información adicional sobre los personajes que podemos ver de manera continuada. También omitir si no somos de explorar, así que aquí reside un punto a tener en cuenta, la exploración.

A lo largo del juego vamos a encontrar muchísimos documentos que nos cuentan todo lo ocurrido en los diferentes lugares, y desde diferentes puntos de vista, además de darnos información vital para la historia en muchas ocasiones, junto a soluciones de puzles. Por su parte, las cintas de audio son mucho más largas y con información que, por lo general, es más sobre el trasfondo de la historia.

También contamos con pequeños extras como los chips implantados por Hexacore en sus trabajadores, los cuales aportan el toque final sobre lo que ocurre. Aunque una cosa sí que queda clara, el desarrollo está muy bien hilado con los cambios entre los diferentes personajes, especialmente en el tramo final donde terminamos de descubrir prácticamente todo. Eso sí, con un pequeño giro que solo nos puede dejar con ganas de ver una segunda entrega en este sentido.

La única pega que le tengo es a los archivos codificados, que me parece un poco cansino el tener que estar apuntando los códigos para ir a una página web a conseguirlos.

Lo tiene todo para ser un buen primer juego

Junto a la historia le acompaña de muy buena manera su atmósfera, muy agobiante y de tensión continua, que sí que recuerda bastante a esos survival horror de los 90 donde prácticamente sufríamos solo por existir. Cuenta además con una buena banda sonora que acompaña de una manera genial al título, por lo que realmente si es tu primera vez jugándolo vas a disfrutarlo seguramente.

Y dentro un poco de tirar a los más nostálgicos de aquella época, el juego está lleno de referencias a todo tipo de contenidos audiovisuales de los 90, así como algún otro guiño a los videojuegos más actuales. Para los más coleccionistas, el juego cuenta con unos muñecos coleccionables que suman todavía más referencias.

Sin embargo, hay demasiados fallos

Cuando ya analicé la versión de PC, hablé extensamente de su jugabilidad y los muchos fallos que tiene, además de sus virtudes. El juego de aquellas no parecía muy pulido, y había bastantes fallos preocupantes como una respuesta de controles un tanto imprecisa, algunos problemas de balance, y fallos en general que no hacían de terminar una experiencia del todo agradable, aunque sí pasable. Especialmente teniendo en cuenta que el juego acababa de salir al mercado y podría estar verde, esto lo digo refiriéndome a la versión de PC de septiembre.

Fijaos bien en la figura del zombie difuminada…

Desde entonces la versión de PC se ha ido mejorando, arreglando muchos fallos de los que había, aunque sigue con ciertas cosas que ya me imagino que serán por ser un estudio novato. Mi principal problema con esta versión, es que seamos honestos, era ya la 5ª o 6ª vez que me acababa el juego, por lo que se ha basado más en como digo, ver las diferencias entre versiones y si está adaptado correctamente a consolas.

Mi sorpresa ha venido cuando la respuesta a lo anterior es un no. Es más, es una versión bastante por debajo a lo que encontramos en su día en PC. Estamos ante una versión que no rinde siquiera a 30 fotogramas por segundo estables, fallos constantes, unos controles que responden mal, un apuntado bastante impreciso e incluso fallos que te hacen perder el progreso.

De vez en cuando «baja la resolución» ofreciendo unos dientes de sierra increíbles.

Hablamos, por poneros ejemplos, de situaciones absurdas en las que un zombie atraviesa una puerta con la cabeza en una habitación y el cuerpo en otra, intentar recargar y que no hagas ni recarga lenta ni rápida, pulsar para seleccionar un cargador y que no haga nada, o que directamente apuntes y pulses para disparar y no lo haga. Esto último me ha pasado de hecho muchas veces. Prácticamente podría hacer una lista de cosas que se han empeorado en esta versión.

Realmente lo que más me ha hecho enfadarme es la pérdida de progreso, es un bug muy común y como el juego te esté costando de por sí, es todavía más castigo para el jugador. Supuestamente este fallo debería estar corregido en el último parche, pero me ha vuelto a pasar e incluso a más gente que tiene el juego actualizado. Por último, añadir que en la versión de PC contamos con un modo extra de juego, añadiendo un poco más de variedad, ya que la rejugabilidad del título actual es nula.

Explorando Keen Sight con un guardado corrupto…

Y quizá estoy siendo demasiado crítico, lo reconozco, pero creo que ha pasado el tiempo suficiente desde la versión de PC como para que el port a consolas fuese, como mínimo, decente. Porque puedo dejar pasar algunos fallos más leves incluso que atañan a la jugabilidad, pero algunos tan graves como puede ser algún fallo crítico ocasional y los guardados corruptos, creo que dejan claro que aún le quedaba un poco más en el horno.

Conclusiones

¿Es Daymare: 1998 un mal juego? En absoluto. ¿Es una mala versión la de consolas? Exacto. Si estáis pensando en comprar Daymare: 1998 en consolas, os diría de esperar un poco a que los desarrolladores metan un par de parches antes de echarle el guante, siempre podéis comprarlo por coleccionismo y jugarlo más adelante, o si os urge la prisa y sois de los que os molestan los fallos en un videojuego, podéis tirar a PC.

Es una pena, porque como digo, Daymare: 1998 tiene un buen potencial y yo mismo estoy esperando una continuación o un descargable para ver cómo continúa su historia. Sin embargo, me quedo con la experiencia que tuve en septiembre que, sin ser perfecta, no fue tan desagradable. Espero que el equipo de Invader Games acabe solucionando los fallos. Es más, yo mismo me comprometo a que cuando los arreglen de verdad, pasar por aquí e igualar la nota con el análisis de PC.

Nota: 6/10

*Aclaro una vez más que la nota es respecto a la versión de PS4. En PC tiene un 7.5

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Meridiem Games.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es