PowerUps

Godhood – Primeras Impresiones PC (Steam)

Godhood

En pleno 2019 tenemos simuladores de todo tipo; de granjas, en el instituto, sobre la vida misma (Los Sims) y hasta tenemos simuladores que nos enseñan a montar un PC. Pero si quedaba algo, era precisamente uno en el que pudiésemos crear nuestra propia religión y por consiguiente civilización de adeptos. Está claro que esto no está a día de hoy a las mil maravillas, pues Godhood llega a modo de early access, por lo que habrá que ver su avance. Veamos que han conseguido por ahora los chicos de Abbey Games.

Crearemos nuestra propia religión

Sin andarnos con muchos rodeos, de eso mismo trata Godhood, de crear nuestra propia religión. Todo comienza con los primeros pasos; en esos, nosotros deberemos poner nombre a nuestra religión y por consiguiente a la civilización que queramos crear. También deberemos elegir los mandamientos a los que nuestros adeptos serán más fieles. En este caso, yo he elegido la lujuria; tendremos la posibilidad de elegir entre la guerra, la paz y la castidad. Hay que decir que hay dos más (generosidad y avaricia) a los que no podremos acceder por el momento. Esto puede que se deba a que estamos ante un acceso anticipado. Eso quiere decir que el título va a recibir constantes actualizaciones.

Todo comienza como si de una biblia se tratase, solo que en esta ocasión la escribiremos nosotros. Antes que nada, tendremos que ponerle un nombre a la deidad y luego a la civilización que queramos crear. En mi caso para que me fuese más familiar, no me he complicado y le he dado a la mía el nombre de «Ibera».

No esperemos una gran narrativa en Godhood

Actualmente la narrativa es un aspecto que tiene bastante importancia para la mayoría de seguidores de esta industria. Es cierto que Sony lo ha hecho muy bien en muchos títulos suyos exclusivos (God of War, Horizon, Spider-Man). Parece que en la actualidad esa es un poco la estela a seguir para el éxito. Pero no pienso que este título que tenemos hoy aquí sea así, ni le hace falta. Tenemos ante nosotros a un título con muchas horas por delante, solo tienen que definirlo un poco  más y trazarle un camino más claro.

A reunir súbditos se ha dicho

La forma de avanzar en el juego será la siguiente. Antes que nada, tendremos que reunir a aldeanos, o súbditos mejor dicho que quieran ser hermanos de nuestro credo. Para lograr esto más rápidamente, deberemos hacer recados; los cuales se resumen en realizar rituales o milagros. No todo es tan fácil como parece, pues para realizar los milagros tendremos que haber salido victoriosos en los sacramentos; estos enfrentamientos son una especie de combates por turnos en los que debemos salir victoriosos  para que nuestros adeptos suban de nivel y estén en un buen estado de ánimo.

Sencillos y distraídos combates por turnos

Para salir victoriosos de estos combates tendremos que mirar la fuerza y estrategia de cada equipo de vasallos con el que luchamos. Esto puede ser muy importante, porque puede que antes de empezar veamos que tienen mucha vitalidad, pero si conseguimos un tándem que sea más fuerte frente a los elementos (oscuridad, ancestral, naturaliza, divino y vida) de los guerreros que tenemos enfrente pues todo será mucho más sencillo, aunque no quiere decir esto que sea definitivo. Esto le da al combate profundidad. A algunos les parecerá insuficiente, yo lo veo satisfactorio y muy distraído.

Godhood debe mejorar en la construcción

Es cierto que no debemos ser muy duros con este proyecto a día de hoy. Es el mejor apelativo con el que se le puede definir actualmente. Tampoco podemos decir que esto que tenemos en nuestras manos sea un título hecho y derecho a día de hoy. Como indicábamos antes de su lanzamiento, se trata de un acceso anticipado que irá recibiendo actualizaciones. El equipo de Abbey Games así lo dice y esperamos que sea cierto. No obstante, en estos días ha tenido lugar una actualización  del título.

En algunas cosas el videojuego está muy bien, pero en la construcción diría que es donde más limitado está. Básicamente, tendremos que esperar a ciertos momentos para crear una especie de templos en los cuales seguiremos dando culto a nuestra religión. No es una mala idea,  pero si que peca de ser simple y aburrir en no demasiado tiempo. El equipo desarrollador se tiene que poner las pilas en  esto, pues no son malas las ideas como  digo.

En la construcción aún está algo verde

Una traducción mejorable

No es que sea muy importante que este juego llegue en una localización perfecta. No nos perderemos gran cosa de la historia (tiene poca). Pero si es cierto que tienen un trabajo por delante en este aspecto. En ocasiones, veremos algo de spanglish en el título. Son fallos muy sencillos de arreglar. Raro sería que los desarrolladores no modificaran y arreglasen esto, porque se trata de una tontería.

Bien en la personalización

Este es uno de los aspectos en los que el estudio ha acertado bastante. La personalización de los personajes es una faceta en la que el título está bastante currado. Será bastante importante, pues no solo afectará al aspecto físico, sino que importará a la hora de  luchar en los combates, o también en el día a día.

También están las habilidades pasivas. No hay mucha profundidad en esto, pero se ve que el equipo piensa meterle mejoras en un futuro. No será algo que cambie el rumbo totalmente  de los combates, pero nos dará una ayuda extra que en ocasiones puede ser bastante notoria.

Musicalmente acertado

En lo musical, veremos cómo en todo momento nos rodeará una música ancestral muy adecuada al título. Los sonidos que veremos en los combates de victoria y al empezar estos enfrentamientos cumplen bastante con su cometido. No podemos esperar un trabajo colosal, pero es bastante correcto.

Impresiones momentáneas

Lejos de ser a día de  hoy un título redondo, Godhood es actualmente un videojuego con muy buenas intenciones. El equipo de Abbey Games tiene trabajo por delante,  pero si queremos un título en el que creemos nuestra propia religión y civilización, es este. No es un videojuego que apueste por la narrativa,  pero sí que lo hace por meterle profundidad a la personalización de los personajes y apuesta por unos combates con una dificultad muy medida y acertada. Es un juego muy satisfactorio, pero que falla en la actualidad en la construcción y también en la traducción a nuestro idioma. Desde aquí recomiendo seguir la pista a las actualizaciones que irá implementando el  estudio, merece la pena pasare por este título, aunque no sea perfecto.

Anthohearts

Los videojuegos son un arte que no entiende de marcas, solo de sensaciones diferentes que juntas entre si, se mezclan y forman un cocktail muy jugoso.

¿Te gustaría apoyarnos?