PowerUps
Kena: Bridge of Spirits - Análisis PS5

Kena: Bridge of Spirits – Análisis PS5

Un Indie con alma de triple A.

El desarrollo independiente de videojuegos sigue creciendo a pasos agigantados en una industria en la que cada vez es más difícil destacar. A estas alturas no es nada nuevo que nos lleguen títulos de mejor calidad, sobre todo por sus innovadoras mecánicas que le dan un toque peculiar y único, y destacando, en muchas ocasiones, sobre títulos triples A que a veces se convierten en nada más que refritos que nada nuevo tienen que aportar al mercado. El estudio independiente norteamericano Ember Lab, tras ganar popularidad por su magnífico corto tributo a Majora’s Mask, nos hace llegar Kena: Bridge of Spirits, su nuevo trabajo desarrollado en exclusiva para PlayStation y Windows PC. Un videojuego de acción y plataformas dispuesto a enamorar al jugador y del que hemos tenido el placer de analizar.

De la mano de Tesura Games, nos llega una aventura épica con alma de triple A. Lanzada en nuestro país hace apenas unas semanas, Kena: Bridge of Spirits ya apuntaba muy alto antes de su lanzamiento, su gran baza, una campaña de marketing y un apartado estético digno de películas de animación marca de la casa Ember Lab, que enamoraba a primera vista a todo el que se cruzaba a su paso, dejándolos con muchas ganas de sumergirnos en una aventura épica que brilla por si sola.

mundo

Una aventura mágica

El título de Kena: Bridge of Spirits habla por sí solo, la aventura nos pone en la piel de Kena, una joven guía espiritual que busca como llegar al Santuario de la Montaña, aunque la aventura nos cuenta más bien poco en sus comienzos y es bastante lineal, iremos descubriendo detalles más profundos de su trama a través de su desarrollo.

Todo comienza en una cueva donde nos enfrentamos a una especie de chamán. A partir de entonces iremos conociendo a Kena, una chica especial capaz de ver a los espíritus y ayudarlos a encontrar su camino hacia el más allá. En su periplo, nuestra protagonista se encuentra con una especie de putrefacción que cubre el bosque, y que tendrá que ir limpiando las zonas para continuar con su camino con la ayuda de sus poderes y el de los roots, unas adorables criaturas mágicas que nos acompañan y ayudan durante toda la aventura.

Como ya comenté, a pesar de que su desarrollo es bastante lineal, sin giros argumentales demasiado estrambóticos, el trabajo de Ember Lab es capaz de mantener el interés del jugador en todo momento, y eso es debido al aura mágica que envuelve toda esta historia y que siempre sugiere seguir adelante para descubrir algo más.

En cuando a su duración, tengo que decir que Kena: Bridge of Spirits me dejó con ganas de más, en parte se trata de un posible punto negativo pero, tampoco es que el juego tenga poca duración, unas diez horas y varios niveles de dificultad que permite que reto sea algo mayor, ya que nuestra primera impresión fue que el juego es bastante fácil, y donde la mayor complicación residía en los jefes. Además, también notamos que ritmo de juego se acelera a partir de la mitad de la aventura que, cuando menos no lo esperamos, ya nos encontramos en el final de sopetón, quedándonos bastantes incógnitas sin resolver.

Puro amor audiovisual

No hay que ser demasiado listo como para quedarnos claro de que uno de los apartados más potentes Kena: Bridge of Spirits se trata del apartado audiovisual. Su llamativo apartado gráfico, nada tiene que envidiarle a películas de animación en 3D con una estética que enamora al jugador nada más comenzar la aventura. Además, no cabe duda en el amor que ellos chicos de Ember Lab le ha dedicado a cada detalle, tanto en los diseños de personajes con mucha personalidad y sus animaciones, como el de los entornos, que desprenden puro amor destacando por su colorido, dejando claro que el trabajo que hay detrás de todo esto no es para nada simple.

combate

También cabe destacar las excelentes transiciones que van desde las escenas cinemáticas al gameplay, sin pantallas de cargas, aportando un efecto de suavidad al juego, junto con detalles de calidad como el movimiento del pelo por el viento, la lluvia y efectos tan realistas como el agua, todo es una genialidad en el universo de Kena: Bridge of Spirits. Además, nuestra protagonista goza de una gran expresividad como su sonrisa, u orientación de la vista hacia elementos que se van acercando, y que enriquecen la experiencia de juego de manera notable.

Pero toda la magia de Kena: Bridge of Spirits no hubiera podido ser posible sin el impecable apartado sonoro. A pesar de no tener voces en castellano, la interpretación de los personajes están a un gran nivel, al igual que los efectos de sonido que para nada se quedan atrás, reproduciendo sonidos de todo tipo y de los que quiero destacar la adaptación del mismo dependiendo del entorno por el que pasemos, como el eco cuando entramos en cuevas o el sonido del viento.

La guinda del pastel de este apartado la pone su banda sonora, que emociona allá por donde suene, con melodías de gran belleza con todo tipo de instrumentos musicales que pasan de la emoción al frenetismo puro de los combates en pocos segundos, o a la tristeza, provocando que el jugador se sumerja en una aventura verdaderamente mágica.

Una jugabilidad que cierra esta obra

Aunque en realidad Kena: Bridge of Spirits no es un buen apartado gráfico, ni sonoro, ni tan siquiera un argumento consistente que atrape al jugador en una magnífica historia, todo esto es mucho más, es todo un conjunto de características y que lo cierra su jugabilidad. Simple pero muy buen elaborada, su jugabilidad se convierte en un disfrute continuo.

mapa habilidades

Comenzando por el control correcto del personaje que podrá realizar todo tipo de acciones típicas de las que se esperan en juegos de este género; correr, trepar, agarrarse, el doble salto… son las más básicas, pero también tiene habilidades mágicas, como una barrera mágica que la protege de golpes o contrarrestar sus ataques si la activamos en el momento justo, mecánicas bastante explotadas pero que se complementan con las acciones de su báculo mágico, que puede usarse tanto para golpear como de arco, y otras acciones que van descubriendo o desarrollándose durante la aventura o comprándolas con karma, la moneda del juego.

Así mismo, como comenté anteriormente, Kena se apoyará en la ayuda de los roots, que además de irlos recolectando nos acompañarán en toda la aventura. Los roots nos proporcionan una serie de habilidades mágicas a la hora de combatir o resolver puzles y que podremos ir mejorando. Estos movimientos espaciales requieren una cantidad de coraje, que se consigue luchando contra enemigos y recogiendo unas esferas de color Ámbar que dejan caer al morir. Igualmente, al recolectar roots subiremos el nivel de ellos mismos, abriéndonos la puerta a nuevas y más poderosas habilidades.

kena y roots

Conclusión

Kena: Bridge of Spirits ha sido una de mis mayores sorpresas para terminar el año. Es indiscutible que Ember Lab va por el camino correcto, convirtiendo su trabajo en un hito en muchos sus aspectos, capaz tanto de emocionar como de sacar lo mejor de cada jugador con una aventura plataformera simpática y a la vez mágica con la que nos quedamos con ganas de algo más. Sin embargo se nota que le faltan algunos detalles por pulir, como conseguir atar algunos cabos arguméntales o la repentina resolución de la aventura, sin embargo, nada de esto es capaz de enturbiar el trabajo de Ember Lab que desde luego huele a secuela desde lejos.

Comprar Kena: Bridge of Spirits – Edición Deluxe para PS5 en Amazon por 45.07€.

9

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Tesura Games.

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".