PowerUps

Mortal Shell: Enhanced Edition – Análisis PS5

Mortal Shell: Enhanced Edition – Más muerte en la nueva generación

En agosto del año pasado recibíamos el juego “souls-like” de Cold Symmetry, Mortal Shell. Un juego al más puro estilo Souls pero con unas mecánicas y ambientación que lo vuelven único, y fue bastante bien recibido en general por la comunidad, obteniendo incluso ediciones físicas para consolas. Ahora, con la llegada de la nueva generación, muchos juegos están haciendo un pequeño upgrade a estas consolas, y el equipo de Mortal Shell se ha sumado con Mortal Shell: Enhanced Edition. Esta nueva edición está pensada, principalmente, para aprovechar la potencia de PlayStation 5 y Xbox Series X, con resolución hasta 4k, 60 FPS y una mejor calidad gráfica. Nosotros hemos estado jugando en la versión de PlayStation 5 y os contamos la experiencia en este análisis.

Aprendiendo desde abajo

Mortal Shell nos pone en la piel de un ser sin alma que es capaz de habitar en algunos cuerpos que actúan de receptáculo, el expósito, de manera que los podemos controlar, pero realmente no vamos a entender mucho más desde el inicio. Uno de los puntos clave del juego, es que al igual que ocurre con la saga Souls, mucho contenido de la historia está realmente planteado mediante objetos e información que vamos adquiriendo, dejando solo algunos puntos clave implícitos mientras jugamos. Algo que para los que ya estamos acostumbrados no está del todo mal, y de hecho algo bueno que tiene Mortal Shell, es que tienes un apartado donde literalmente estudiarte todo lo que has ido aprendiendo.

Sin embargo, este misticismo también se aplica en cierto modo al propio juego, no solo en el hecho de no saber dónde estamos, sino que nuestro personaje tampoco sabe nada. Para haceros una idea, los objetos consumibles no conoceremos su efecto hasta usarlos cierta cantidad de veces, algo que de verdad me ha llamado la atención. La intención del juego desde el propio inicio, con el tutorial sobre movimiento y ataque, es que, aunque realmente está todo concentrado, quiere que te pares y vayas aprendiendo sobre el mundo en el que estás.

También hay una cosa que, para mí, hace un poco regular, y es que el mapa está concentrado en una zona principal que va conectado a otras diferentes donde están los puntos clave para avanzar en la historia. A modo un poco de nexo, y eso si me gusta, pero a la vez, me he encontrado perdido en muchas veces lo que me ha hecho frustrarme en algunas ocasiones. Me ha llevado un buen tiempo aprenderme un poco los caminos de ida/vuelta de los diferentes lugares, igual también puede ser que me hago viejo… Así que simplemente preparaos para explorar y memorizar ese bosque/pantano ruinoso inicial.

Jugablemente muy interesante

Ahora bien, uno de los puntos más importantes, y que suele acabar decidiendo sobre si un juego de este estilo merece la pena o no, es el sistema de combate. Mortal Shell cuenta con uno bastante completo, recogiendo ideas de otros títulos del género, pero llevándoselas a su terreno. El combate está bastante dividido en estilos, ya que cada receptáculo cuenta con sus estadísticas y habilidades, y cada arma con sus combos y mejoras, y también tenemos el clásico parry. A esto le acompaña una mecánica muy interesante, el endurecimiento, que nos salvará de más de una.

El parry es un tanto singular, ya que lo realizaremos con una especie de amuleto que recibirá diferentes mejoras, aunque en esencia, es lo mismo que conocemos de otros títulos. El endurecimiento, el punto más peculiar del juego, nos permite endurecer nuestro cuerpo para evitar ser golpeados y permitir una pequeña apertura en la defensa enemiga. Son 2 mecánicas de combate que se complementan un poco entre sí y crean una dinámica muy interesante de esfuerzo/recompensa a la hora de usarlas.

Aunque el punto más clave lo aportarán, bajo mi punto de vista, las armas y los receptáculos, siendo 4 de cada uno sin contar la ballesta en las armas. Como comentaba, cada uno de estos receptáculos tiene unas estadísticas y habilidades, lo que les convierte en las clases del juego. La principal diferencia entre ellos es la vida, estamina y capacidad para ejecutar golpes especiales, luego según conseguimos invertir “Tar” y vestigios con la ayuda de Ganessa, en conocer más a nuestro receptáculo, podremos acceder a una serie de habilidades. Estas habilidades son, generalmente, mejoras centradas en las estadísticas del receptáculo, pero también algunas sorpresas que harán de nuestro expósito un arma de matar.

Las armas por su lado, que también son 4, tienen cada una un ritmo distinto de uso, por lo que tendremos que hacernos primero a sus combos. No es igual usar el espadón de 2 manos, que el martillo y el cincel, y además tienen características especiales diferentes. Cada una de las armas tendrá una serie de mejoras, aunque antes necesitaremos encontrar los materiales que se requieren para ello. Ya os adelanto también que muchas mejoras merecen la pena de una manera muy exagerada, cambiando por completo el resultado final en los combates.

Combates que, por cierto, tengo que hablar de ellos. Es cierto que vengo de jugar juegos como Nioh, donde todo es infinitamente más rápido y fluido, y encontrarme en estos días con el combate de Mortal Shell me ha destrozado por completo. No es que tenga un mal sistema de combate, porque realmente en conjunto no está nada mal y ofrece posibilidades, pero es lento, bastante lento en comparación a otros juegos, o al menos a mi parecer. Por culpa de esto me costó unas cuantas horas de aprendizaje y he tenido una curva de dificultad un tanto… extraña. Ha habido algunos jefes que me los he hecho prácticamente a la primera, y otros que me han hecho sudar la gota gorda, pero como todo juego del género, a esto hemos venido.

Técnicamente fantástico

Mortal Shell es un juego que, ya de por sí, visualmente, salió bastante decente y con muy buena calidad. En la versión jugada, PlayStation 5, hay que decir que hemos disfrutado de una nitidez increíblemente buena, algo que agradezco y no suelo ver demasiado. Por otro lado, el rendimiento también excelente, jugándolo en más de 1080p sin llegar a 4k (realmente es resolución adaptativa), ha mantenido una tasa de fotogramas por segundo de 60, sin una bajada. También hay que añadir que hemos jugado ya con unos cuantos parches encima, ventajas supongo de ir siempre tarde en esto.

Si hay algo que si me ha molestado, es que creo que no usa el SSD de una manera provechosa del todo, siendo las pantallas de carga al morir un castigo después de jugar a otros juegos de PS5. No son demasiado lentas, pero tienen el problema de que a veces salen como doble, y la verdad acaba cansando en un juego de este estilo.

Respecto al apartado sonoro, he echado en falta un poco de banda sonora, siendo generalmente todo ambiental, tanto música como efectos. Aunque contamos con la posibilidad de añadir una banda sonora en los jefes que, ciertamente, no está nada mal y le da un buen toque, pero por desgracia es solo en los jefes. Lo que si aprovecha bastante es el dualsense, tanto el altavoz, como la vibración y los gatillos adaptativos.

En muchas ocasiones los sonidos de ambiente saldrán por el altavoz del mando, percibiéndose de una manera totalmente distinta y mucho más cercana, dando una buena inmersión sonora al explorar. La vibración y los gatillos adaptativos se han utilizado para dar un pequeño extra a las armas y la fuerza con las que se utiliza, así como para incluso decirte cuando no puedes endurecerte. No está nada mal, es un uso un poco distinto al que se podría esperar, pero hasta ahora es el único juego que me ha convencido de un buen uso de estas tecnologías, sinceramente.

Por supuesto, también contamos con el juego totalmente traducido a nuestro idioma, por lo que no tendremos mucho problema a la hora de entenderlo, aunque quizá si a la hora de descubrir cosas, ya que el juego se lo calla todo. aunque sea en nuestro idioma.

Conclusiones de Mortal Shell

Mortal Shell es un juego que está muy concentrado, con una buena cantidad de contenido, aunque se pueda realizar en “poco tiempo”, cerca de unas 12h en mi caso una vez que le cogí el truco. Destaca bastante por su sistema de combate, que. aunque alguna crítica le he dado, ciertamente es muy polivalente y permite una dinámica muy interesante, especialmente en los combates contra jefes, que son un auténtico desafío por lo general. Me hubiese gustado que me guiasen un poco más en cuanto a dónde tengo que ir, no os voy a engañar, pero se lo paso por los buenos momentos que me ha dado peleando. Su misterioso universo, que hay que ir descubriendo poco a poco, no está del todo mal, y es algo que me ha gustado, pero creo que ya va siendo hora de volver a ser más directos. Respecto a esta versión, la verdad que ha sido un gustazo jugarla a nivel de rendimiento y visual, tiene muy buena calidad gráfica y los añadidos del dualsense no están mal, además recordad que si ya tenéis Mortal Shell, el upgrade es gratuito, pero si no lo tenéis, es bastante baratito de adquirir.

Nota: 8/10

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Meridiem Games.

Blansi

Contact and review codes (PC & PlayStation): blansi@powerups.es