PowerUps

Ratón Mars Gaming MMW2 – Análisis

ruleta online

Mars Gaming MMW2 – Continua la gama inalámbrica

El año pasado durante el mes de septiembre publicamos la review del ratón Mars Gaming MMW, el primer inalámbrico de la marca. Con ese modelo quedamos bastante contentos, pues precio/calidad, poco había que mejorar. Ahora este año llega el Mars Gaming MMW2, otro ratón inalámbrico con un diseño más cercano al uso de oficina/casual que al “gaming”. Así pues, también lo hemos analizado y os lo contamos.

Unboxing

Como siempre es costumbre en la marca, encontramos una caja sencilla en negro por fuera y rojo por dentro, con el tamaño y espacio más o menos justo para el ratón. En su interior no hay mucho que esconder, pues nada más viene el ratón y un pequeño papelito para preguntar si estás satisfecho.

Hay que tener en cuenta que el ratón viene sin pila, prácticamente lo más normal hoy día, y que el propio adaptador USB para su conexión va incluido en un compartimento del ratón. De esta manera, con solo sacar el ratón, ya lo tenemos todo a mano, conectar y encender. Bueno, siempre y cuando hayamos comprado pilas primero, aunque igual que el MMW, solo usa 1.

Diseño y ergonomía

Una de las principales diferencias respecto al MMW es principalmente su diseño y ergonomía, siendo este más hacia lo simple y más cómodo. Como dije un poco más arriba, se parece más a un ratón de uso para oficina, de no ser por la iluminación.

Dentro de las mejoras interesantes en este aspecto encontramos, lo primero es una reducción de peso, siendo este 73g sin pila frente a los 94g (sin pila) del MMW. Luego en los laterales encontramos también unos surcos en el plástico que facilita el agarre. Sus dimensiones son 131x73x45mm, estamos ante un ratón de tamaño normal, tirando a pequeño, por lo que es fácil de manejar. También tiene el ya conocido acabado “soft-touch” que permite un agarre mejor sin deslizamientos en la superficie del ratón.

La única pequeña pega que le encuentro, en lo personal, es que el botón para ir alternando entre las opciones de DPI está como muy para atrás, muy lejos de la rueda. Hace que sea algo incómodo cambiar rápidamente porque tienes que girar mucho el dedo hacia dentro de la mano.

El resumen en sí, es que el ratón es bastante cómodo de usar durante todo el día, y la diferencia de peso se nota (justo estaba usando el MMW estos días). En este apartado bastante contento con lo que nos encontramos, y las mejoras se agradecen. Aunque, sin embargo, toca hablar de la experiencia de uso, donde sí he tenido algunos problemas que os contaré.

Experiencia de uso

Donde más me ha fallado el ratón ha sido durante su experiencia de uso, por algún motivo, no consigue estar al mismo nivel que el MMW, con el que no tuve ningún problema. Y aunque son “cosas leves”, la verdad que entorpecen su uso. Aunque antes de hablar de esto, vamos a hablar un poco en general de la experiencia de uso.

Por un lado está claro que al tratarse de un ratón inalámbrico, la comodidad de no haber no cable siempre es un plus y se agradece. El MMW2 viene además equipado con switches Huano, lo más común en ratones de estas características, y un sensor que funciona hasta a 3200 DPI con diferentes fases de 800, 1600 y 3200. Como siempre, estamos ante un ratón de 9,90€, no vamos a encontrar muchas exquisiteces pero sí lo necesario.

El comportamiento del sensor ha sido bueno en toques generales, buen seguimiento de la mano y de la velocidad de desplazamiento, aunque con excepciones. La excepción es la conectividad y las pilas. El ratón es extremadamente sensible en cuanto a las pilas, si están gastándose empieza a ir bastante mal el sensor/conectividad, haciendo que no siga los movimientos, se trabe, dejé de funcionar unos segundos… Lo curioso de esto, es que me ha pasado incluso con pilas de muy poco uso, pero no siempre. Muchas veces se ha arreglado reconectando el USB y otras cambiando pila. Y como fallo extra, de vez en cuando me fallaba el click de la rueda, siendo este doble e incluso triple en ocasiones. ¯\_(ツ)_/¯

Sí que por suerte tiene función de standby para ahorrar pilas apagando el sensor, y otra opción de encendido sin RGB, por lo que se puede alargar la duración de la pila. De hecho esto es algo que echaba en falta en el MMW, un botón para encender/apagar el ratón.

Así que bueno, cuando el ratón ha ido bien, confieso que la experiencia jugando ha sido buena, tanto en shooters como Fortnite, Apex Legends y Warzone, como en juegos donde se hace un uso más intenso de los clicks como League of Legends o Path of Exile. Insisto, mientras que el ratón funcionaba bien y no ocurría los fallos comentados.

He acabado ligeramente decepcionado en este sentido, porque en el ratón se ve un buen progreso y se han añadido cosas que hacían falta, pero en la experiencia final deja que desear debido a estos fallos de sensor, conectividad y, en ocasiones, con la rueda. Eso sí, al menos demuestra que el MMW sigue siendo una buena opción.

Conclusiones

El ratón MMW2 es un claro pasito más en el camino de tener un ratón inalámbrico accesible, hay buenas novedades como la forma del ratón, su comodidad y el botón de encendido, pero también he sufrido de fallos que no tuve con el MMW. Y lo malo es que son fallos que me han ocurrido bastante más a menudo de lo que me gustaría, y que entorpecen la experiencia final. No sería un mal ratón de no ser por esto, pero bueno, esperemos que el MMW3 sea la versión definitiva. De todas formas, por 9,90€, te puede sacar de un buen apuro.

Nota: 6.5/10

*Las notas se otorgan en relación calidad/precio.

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias al envio de una unidad para review por parte de Biomag.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es






VIDEOJUEGOS BUSCANDO FINANCIACIÓN