PowerUps

Ratón Razer Naga X – Análisis

Razer Naga X – El popular ratón para MMOs llega en versión ligera

El año pasado os trajimos la review del Razer Naga Pro y este año actualizamos con la nueva versión, el Razer Naga X, centrado como en sus inicios para los jugadores de MMOs. Aunque eso sí, esta nueva versión cuenta con algunas cosas muy interesantes como un peso más ligero o el uso de la 2ª generación de switches ópticos de Razer con una activación de 0,2ms. Pero si queréis saber todo lo que tenemos en el Razer Naga X y cómo ha sido nuestra experiencia, podéis quedaros a leer este análisis.

Unboxing del Razer Naga X

Nuestro Razer Naga X viene como es costumbre en una caja de no mucho más del tamaño del ratón, con sus toques negros y verdes de la marca. En la parte delantera tenemos una imagen del ratón y mención a sus 3 características más especiales: 16 botones personalizables, diseño ergonómico y ligero, y 2ª generación de switches ópticos. En la parte trasera, tendremos otra imagen con las especificaciones más ampliadas, así como referencias a otras características de este ratón.

En su interior encontramos el ratón protegido mediante una caja de cartón, y en su interior, con una funda. Acompañando viene el clásico manual de instrucciones, pegatina y agradecimiento de compra, algo que no falla en ningún producto hasta ahora. Pero como siempre, podéis ver un pequeño vídeo unboxing a continuación:

Ergonomía y diseño

El Razer Naga X sigue en la misma línea en cuanto al diseño de las últimas ediciones, un ratón algo grande pero que es bastante cómodo, y con un añadido especialmente interesante en esta versión, una reducción de peso. De hecho, confirmo que la diferencia de peso entre la versión pro y el Naga X, se nota en la práctica, de igual manera que me pasó cuando cambié de mi ratón de uso diario a analizar el Viper.

Pero vamos a hablar claramente del Naga X. Su tamaño, como ya me ha pasado, está adaptado para gente con manos de tamaño medio o grande, las medidas aproximadas son: 119 mm (largo), 74 mm(ancho) y 43 mm. Muy pensado también para gente que tiene agarra de palma o pinza, y se nota, aunque personalmente el más apto es el de palma, ya que tienes la mano en una posición bastante descansada para horas de juego, como ya me pasó con el Naga Pro. En este sentido, sigo pensando que es un ratón grande para mi mano pequeña, siempre me he adaptado mejor a modelos mini.

Lo del peso, es sin duda el mejor cambio en este modelo. El Razer Naga X ha reducido su peso total a unos sorprendentes 85 gramos, frente a los 115 del pro o frente los 135 gramos de mi ratón, es un factor muy a tener en cuenta. Hay quienes no han probado aún un ratón con peso ligero, y lo recomiendo, a día de hoy se está convirtiendo en una obsesión para mí por lo cómodo que resulta al final del día.

Respecto a los botones, tenemos los 12 botones laterales a la izquierda, que es el principal punto de esta serie de ratones orientada a MMOs. También tenemos los clásicos clicks izquierda y derecho, los desplazamientos y pulsación de la rueda, junto a un único botón para rotar por los ciclos DPI. Esto último se me hace a día de hoy raro, por estar acostumbrado a los 2. En la parte inferior del ratón contamos con los ya conocidos pies de teflón para el mejor deslizamiento. Y por supuesto, con un cable Razer Speedflex para evitar tirones, así que cumple de maravilla.

En cuanto a diseño y ergonomía, el ratón es top. El diseño, aun siendo lo visto en anteriores modelos, sigue siendo algo efectivo y que aborda las necesidades de los jugadores a los que va dedicado este ratón, que ahora sí se vuelve a centrar al 100% en MMOs. La ergonomía es excelente, pues la forma del ratón es excelente para casi forzar una posición que nos conviene, de manera relajada, y el peso junto a los pies de teflón, hace que simplemente no tengamos que hacer ápice de fuerza para mover el ratón. A esto se le suman unos switches que no ofrecen demasiada resistencia, con una buena respuesta táctil.

Funciones con Razer Synapse

Ahora toca la parte de software, con la que sacaremos la mayor ventaja del ratón, como siempre contamos con la suite de Razer Synapse para realizar esta tarea, que según cada uno, será más ardua o menos, pues la personalización del ratón es bastante amplia. Además de los 12 botones laterales a personalizar, contamos con los desplazamientos y click de la rueda, así como el botón que se usa generalmente para los DPI, a lo que se le suma la posibilidad de usar Razer Hypershift, por lo que las posibilidades se acaban duplicando. A continuación, una lista de funciones que se pueden asignar:

  • Función de teclado
  • Función de ratón
  • Ajustes de sensibilidad
  • Macro
  • Acciones entre dispositivos Razer
  • Cambio de perfil
  • Cambiar iluminación
  • Razer Hypershift
  • Ejecutar un programa
  • Función multimedia
  • Acceso directo en Windows
  • Función de texto

Al final, los usuarios como digo, de MMOs son los más beneficiados con este ratón, ideal para jugar hoy día a World of Warcraft o a mi querido Final Fantasy XIV, al que no puedo volver por falta de tiempo. Es que cumple de maravilla en este terreno, pues los 12 botones, aunque cueste pillarles la posición al principio, es un mundo aparte.

En cuanto a la sección de rendimiento del programa encontramos que se puede ajustar la sensibilidad con un total de 5 fases hasta un máximo de 18000 DPI, por lo que cubre un amplio terreno de configuración, gracias al sensor Razer 5G. También se puede ajustar la tasa de sondeo a 125, 500 y 1000, aunque habrá que probar el Razer Viper 8Khz, que llega a 8000.

La iluminación lo abordaremos en su pequeño apartado. Por lo que solo me queda añadir que también podemos ajustar el punto de corte al levantar el ratón de manera manual, o con el seguimiento inteligente, para evitar algún que otro movimiento fantasma.

Experiencia de uso

Hablemos de nuestra experiencia de uso con el Razer Naga X, para la cual hay que tener en cuenta cosas como el sensor Razer 5G y el uso de los switches ópticos de segunda generación, además de lo ya comentado sobre su ergonomía, especialmente el peso, y su personalización. Siendo la experiencia en líneas generales, incluso mejor a largo plazo que la del Naga Pro.

El ratón lo llevo usando casi ya un mes con la tontería, porque se me ha ido acumulando un par de cosas, así que lo he usado bastante tiempo. Durante este mes he estado jugando, escribiendo, haciendo cosas ajenas a la web, probando diferentes cosas en mi PC… Vamos, lo que viene siendo un uso intensivo de manera general, principalmente juegos, por supuesto.

He estado jugando un poco más a títulos como Diablo 3 o Path of Exile, en los que con ratones como este te puedes olvidar del teclado, pero también a juegos como Apex Legends, Fortnite y Valorant (bienvenidos sean los F2P), dónde podemos usar estos botones extras para las habilidades o construcción. Podría haber entrado a Final Fantasy XIV, pero de verdad, no quiere volver a perderme en Eorzea. La experiencia ha sido bastante buena, especialmente si lo comparamos con mi ratón de gama baja y ultrapesado. Buen seguimiento del movimiento, clicks suaves con muy buena respuesta táctil, manos sin cansancio tras horas de uso, buen deslizamiento por la alfombrilla…

Ni un solo fallo que sacarle realmente, más allá de lo que tarde en acostumbrarme a las teclas laterales y que se me hace un poco grande para mi mano, el ratón es prácticamente perfecto para muchas cosas. Incluso puedes dedicar perfiles para programas como Photoshop o Premiere, para tener las herramientas más a mano y demás, no solo se limita al uso en videojuegos. Un ratón que cumple tanto en el terreno destinado, como en otros para los que no está pensado.

Iluminación RGB

Siguiendo la línea de todos los productos “gaming” del mercado, el Razer Naga X también cuenta con iluminación RGB, controlable como es costumbre con Razer Synapse. En el caso del Naga X tenemos iluminación tanto en la rueda del ratón, como en los botones laterales, de manera que siempre los vamos a ver incluso a oscuras. Dentro de los ajustes de Synapse podemos regular su brillo y decidir que se apague tras un tiempo de inactividad y al apagar la pantalla. Por supuesto, también tenemos disponibles los efectos rápidos, así como la posibilidad de una personalización más extensa en Chroma Studio. Una cosa muy tonta que me hubiese gustado es personalizar la iluminación de cada uno de los botones, pero igual es mucho pedir. Los efectos rápidos disponibles son:

  • Estático
  • Medidor de audio
  • Reactivo
  • Respiración
  • Rotación de espectro

A continuación os dejamos un breve vídeo con la iluminación del periférico:

Conclusiones del Razer Naga X

El Razer Naga X es un ratón muy apto para muchos terrenos, tanto dentro de los videojuegos como fuera de él, incluso en terrenos muy diferentes dentro de los videojuegos. Pensado para MMOs, donde posiblemente realice su mejor desempeño, el ratón también es apto para jugar títulos MOBA o FPS. Cuenta con un buen diseño ergonómico, muy buena personalización y un rendimiento excelente a la hora de seguir nuestros movimientos, proporcionando una buena fiabilidad. Además, no es un ratón especialmente caro para la labor que desempeña, pues en la página oficial de Razer y Amazon podéis encontrarlo a 89,99€, yo si fuese el mismo jugador dedicado de FF XIV que fui en su día, estoy seguro que acabaría haciéndome con uno.

Nota: 9.5/10

*Las notas se otorgan en relación calidad/precio.

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias a la cesión de una unidad para review por parte de Razer.

Blansi

Contact and review codes (PC & PlayStation): blansi@powerups.es