PowerUps

Ratón Razer Viper Mini – Análisis

Razer Viper Mini – Todavía más pequeño

Hace no mucho os contaba mi buena experiencia con el ratón Razer Viper, cuyo principal punto a favor era su ligereza, aunque tenía algún pequeño detalle en contra. Ahora Razer me ha enviado para probar su otra versión, Razer Viper Mini, que es un poco más pequeño que el Viper y ligero, y ya trae el añadido de los pies de teflón. Esta nueva versión parece estar hecha para mí, y seguramente para todos aquellos jugadores que tengan las manos pequeñas, así que vamos a ver en este análisis que nos espera más allá de su peso y tamaño.

Unboxing

Como siempre, comencemos con el empaquetado del ratón. De una manera muy similar a todos los productos de la marca, caja negra y verde, con ilustración del producto por delante y las características clave del producto en la parte trasera y en un lateral. En el interior de la caja encontramos el ratón protegido con una funda en una caja de cartón, junto a esta, el manual de instrucciones, carta del CEO y pegatinas.

Y al tratarse de un ratón “simple” no hay mucho más que añadir, una vez lo sacamos de la caja lo enchufamos a nuestro ordenador, sincronizamos con Synapse 3.0 y a usarlo. Así que para terminar os dejo un vídeo breve con el unboxing del Razer Viper Mini.

Diseño y comodidad

Una cosa hay que dejar clara, el ratón no es para todo el mundo, pero sí es un buen refuerzo para aquellos que, como comentaba, tenemos la mano algo más pequeña o simplemente preferimos un ratón más pequeño. En este aspecto encontramos un ratón con unas dimensiones de 118,3 mm (largo) x 53,5 mm (ancho de agarre) x 38,3 mm (alto), no es excesivamente diferente a su versión estándar, pero si lo necesario. El peso también se ve reducido en 8 gramos respecto al Razer Viper, por lo que si buscas un ratón ligero (sin diseño de panal de abeja), este puede ser el que buscas.

La forma en sí del ratón también es algo diferente, ya que está como más aplanado por donde los clicks, y ligeramente más curvo desde la mitad al final. Esta forma del ratón me gusta más que las demás, ya que junto a su tamaño y mis manos, me facilitan el agarre del mismo, dándome un confort muy bueno.

Por otro lado, el diseño se mantiene muy similar, con 1 cosa menos y una añadida principalmente. En este modelo no tenemos las gomas laterales, que bueno, tampoco es que las eche en falta personalmente, porque ahora sí que tenemos un botón de cambio de DPI que no hay en otros modelos. Puede que seas de cambiarlos o no, pero lo importante es que ganamos un botón extra que reprogramar con Razer Synapse y en un buen sitio.

En este modelo, además, contamos con el cable Razer Speedflex, que proporciona 0 resistencia a nuestros movimientos, por lo que el movimiento es muy agradable en general. También se han sumado, como con el DeathAdder V2, a añadir al ratón los pies de teflón plástico, para terminar de finiquitar todo el conjunto.

En conclusión, tenemos un ratón muy apto en estos apartados, ergonómicamente hablando cumple muy bien, el agarre de palma funciona perfectamente y se mueve muy suave, además que tras muchas horas de uso no notas ningún cansancio. En cuanto a diseño, se agradece que se haya puesto el botón de los DPI cerca de la rueda, pues era algo que echaba en falta en el modelo estándar, por lo demás sigue en la línea, tanto de la marca como del modelo. Así que, por aquí, damos el sobresaliente general en este apartado.

Usando Razer Synapse 3.0

Y como no podía ser menos, el Razer Viper Mini también cuenta con su configuración desde Razer Synapse 3.0, de manera que podemos tener siempre las cosas a nuestro gusto, desde la configuración de botones hasta la iluminación. Lo primero de todo, como siempre, vamos con el cambio de teclas, que como siempre podemos cambiar todas nuestras teclas con una capa extra gracias a Razer Hypershift, siendo un total de 7 botones personalizables.

  • Asignar una función de teclado
  • Funciones del ratón
  • Cambios de sensibilidad
  • Macros
  • Interacción con otros dispositivos Razer
  • Cambiar el perfil
  • Cambiar iluminación
  • Razer Hypershift
  • Ejecutar un programa
  • Funciones multimedia
  • Accesos directos en windows
  • Funciones de texto
  • Deshabilitar tecla

Luego dentro de lo que es lo más técnico del ratón, podemos ajustar la sensibilidad con hasta 5 fases diferentes y un máximo de 8500 DPI. Algo que no me queda claro es que sensor óptico tenemos, pues no podemos ajustar los DPI en ejes diferentes, y la calibración de superficie es manual. Además, que la propia web de Razer solo dice que usa un sensor de 8500 DPI, y ya está, por lo que no sabemos que usa, ni si es Razer Focus+ (que no es) o el Razer 5G Sensor. Y también se puede cambiar la tasa de sondeo entre 125, 500 y 1000.  Funcionar funciona bien y va muy suave, de hecho, tiene buena precisión, pero estaría bien especificar un poco más.

Respecto al tema de perfiles, en el caso del Razer Viper Mini lleva un chip integrado que almacenará la configuración que le guardemos desde Razer Synapse, por lo que podemos llevárnoslo configurado a donde queramos.

Por último, estaría la iluminación, que como de costumbre lo dejaré para su apartado específico, ya que tenemos una ligera novedad en este ratón.

Experiencia de uso

El Razer Viper Mini ya trae consigo también los Switches ópticos de Razer, que marcan una gran diferencia respecto a otros switches, y que de aquí a no mucho será la tecnología que veamos en casi todos los ratones. Los que estén perdidos, estos switches actúan cortando una luz infrarroja, no hay ninguna pulsación mecánica que pueda retrasar el clic o hacerle rebotar, siendo el tiempo de activación mínimo y siempre un funcionamiento correcto. Actualmente creo que todos los modelos nuevos los traen, así que estamos de suerte.

Esta vez el ratón lo he probado como de costumbre, principalmente con shooters, aprovechando que hay bastantes dentro del mercado Free to Play. Esto quiere decir Warzone, Apex Legends, Fortnite y desde hace poco Valorant, aprovechando que tengo la beta. En cuanto al género, bueno es la respuesta que me esperaba en general, tiene un buen seguimiento del ratón, pero he tenido que calibrar un poco el seguimiento de despegue mediante Synapse.

El ratón se controla bastante genial, como dije por arriba es muy ligero y cómodo, por lo que la experiencia de juego es muy buena. De hecho, es el primer ratón con el que puedo decir que he ido mejorando en FPS. No es que se me dan horrible, pero bueno, suelo tener bastantes fallos al apuntar y demás con otros ratones que, por tamaño, no tengo espacio/suficiente ergonomía para moverlo bien. Lo bueno es que el Viper Mini, es precisamente más pequeño y se adapta mejor, por lo que me ha ayudado de muy buena manera.

En otros títulos que no requieren tanto un ratón en condiciones, como puede ser League of Legends, TFT, Path of Exile, Diablo III… principalmente juegos donde más que precisión es movimiento rápido y algún click, pues como de costumbre sin problemas. Hay que insistir en que juegos de este estilo, tampoco requieren un ratón que sea de lo mejor, pero bueno, nunca está de más probar con todo lo que tengo a mi alcance.

Diría que la única pega que tengo en cuanto a experiencia de uso digamos que ha sido que lo que he comentado de tener que ajustar el despegue del ratón, no lo he tenido que hacer con ningún otro ratón, y se me ha hecho raro tener que hacerlo. Pero en general, ha sido una experiencia muy, pero que muy buena, de hecho, me va a dar pena tener que mandarlo de vuelta.

Iluminación

Seguimos en la línea de productos con iluminación, solo que esta vez hay un cambio muy pequeño en este ratón. No solo se ilumina el logo de Razer, sino que también tiene una pequeña franja con iluminación en la base. La configuración del RGB se hará a traves de Razer Synapse 3.0 y los modos rápidos de iluminación son los siguientes:

  • Estático
  • Medidor de audio
  • Reactivo
  • Respiración
  • Rotación de espectro

Como de costumbre podemos escoger entre la amplísima gama de colores que nos ofrece Razer, y también configurar y sincronizar efectos más avanzados mediante Chroma Studio. Esta última opción es recomendada para los que tengan más dispositivos Razer conectados para tener todo a su gusto y bien sincronizado.

Conclusiones

El Razer Viper Mini es quizá, en lo personal, con el ratón que mejor experiencia he tenido hasta el momento. Soy persona de manos pequeñas y este ratón encaja perfectamente en mis manos, la mayor comodidad y calidad en un ratón con un precio muy asequible, pues hablamos de, tan solo 49,99€. Si bien es cierto que no especificar más sobre el sensor me tiene un poco crispado, el resultado a fin de cuentas ha sido muy bueno. La experiencia en líneas generales ha sido prácticamente perfecta, y no me lo esperaba. Así que desde PowerUps le damos un sobresaliente a este ratón que tan buenas horas nos ha proporcionado durante su análisis.

Nota: 9.5/10

*Las notas se otorgan en relación calidad/precio.

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias a la cesión de una unidad para review por parte de Razer.

 

Blansi

Contact and review codes (PC & PlayStation): blansi@powerups.es