PowerUps
Tape: Unveil the Memories

Tape: Unveil the Memories – Análisis PS4

Grabamos en 3, 2, 1…

BlackChiliGoat es un pequeño estudio independiente que, a través de PlayStation Talents ha dado a luz un juego realmente curioso. Tape: Unveil the Memories llega para dar que hablar. ¿Se hará peli de esto? ¡Vamos a verlo!

¿Es aquí el casting?

Tape nos pone en la piel de Iría, una joven gallega que vive en un pequeño pueblecito de Galicia con su madre.

Todo empieza con un fatídico VHS con su nombre que, cuando decidimos reproducirlo, nos muestra a su padre. Al parecer el hombre ha estado más ausente que otra cosa en la vida de la chica y pronto iremos descubriendo por qué.

Sin saber muy bien cómo, estamos en una realidad bastante diferente avanzando por nuestra mente, que decidió esconder parte de nuestros recuerdos… y es que, hay cosas que igual es mejor olvidar…

El juego indica, según iniciamos que es posible que se muestren aspectos turbios del ser humano como violencia, pedofilia… por lo que debemos tener claro que igual no es un juego para todos los gustos.

No obstante, no es tan desagradable como podría ser y realmente no llega a mostrar nada del otro mundo, por lo que a mi parecer pecan de sobreprotectores con ese mensaje.

Luces…

Igual hasta demasiadas luces, diría yo. El juego, con un tono de terror, no llega a generar ese miedo real (salvo en contadísimas ocasiones) ya que peca de iluminado.

Hay salas que igual parecen algo más siniestras por su decoración, pero hay tanta luz y color que no termina de asestar el golpe del miedo. Sí que destaco la variedad de escenarios y localizaciones del juego. Me pareció llamativo que, aunque solo dura unas 4-5 horas, pasas por un abundante puñado de zonas diferentes.

Por otra parte, existe un único enemigo que genera las situaciones de “desesperación” y huida. Debemos jugar con él e intentar escondernos siempre que nos sea posible para evitar una muerte segura. Aquí cometen de nuevo un gran fallo y es que está hecho de tal manera, que es mejor correr y esquivar, que jugar al escondite.

Personalmente, me agrada el hecho de que tenga un ruido característico que indica dónde está, pero como va con una luz roja por delante, se pierde la magia de jugar a localizarle por el oído.

Cámara…

Aquí reside la magia del juego. Iría irá armada con una cámara con la que podrá mover los objetos en el tiempo.

No lo he dicho, pero todo el juego se basa en el cine ya que su padre era director de cine de terror y su madre actriz. Toda la ambientación tendrá ese toque del cine de terror de los 90.

Pues bien, con la cámara, podremos avanzar o retroceder el tiempo sobre ciertos objetos para conseguir avanzar a la siguiente zona. Cada objeto lleva su recorrido fijado y debemos enfocarlo hasta que se sitúe donde nos conviene.

Por otro lado, también podemos usar la cámara a modo de defensa ya que, si apuntamos al monstruo, este se aturdirá unos segundos y podremos huir tranquilos, aunque esta acción hace que recibamos daño (sin trascendencia alguna) y perdamos el uso de la cámara un ratito.

Como si de las pilas de Outlast se tratase, nuestra cámara tiene que ser recargada con objetos que podamos mover (generalmente caballitos de madera o cuadros) para así poder invertir esa energía en lo que de verdad nos interesa desplazar.

Habrá zonas en las que esto sea algo tedioso porque se gasta mucho más rápido la energía de lo que avanza el objeto o el recorrido que tiene que hacer es tan rocambolesco que nos obliga a movernos por toda la sala.

A pesar de ello, es un buen enfoque y le da su toque propio al juego. Un acierto, aunque mejorable.

¡Y acción!

Como ya he mencionado, Tape no da la oportunidad de luchar. La acción reside en el avance por las distintas zonas y la resolución de puzles variados y con bastante jugo.

En ocasiones nos sentiremos perdidísimos y no sabremos cómo seguir puesto que es posible que estemos pasando por alto un detalle tontísimo que hace que nos bloqueemos de golpe.

Por otro lado, el grueso del juego se concentra en la recolección. Hay muchísimos y variados coleccionables repartidos por los diferentes escenarios. Algunos de ellos realmente curiosos y todos ellos basados en el mundo del terror y el cine.

Algo que me sacaba de quicio era la animación de recoger objetos y es que es como si Iría cogiese carrerilla con la mano para recoger el libro, VHS o revista de la mesa. Terrible.

Aunque lo que más me destrozaba la experiencia de juego eran los diálogos. Ese doblaje me perforaba la mente más de lo que lo hace la excelente historia que cuentan. Malo hasta decir basta. Al menos es algo que sucediera con asiduidad por lo que dejaba que disfrutases del juego (más o menos).

Conclusión

Tape: Unveil the Memories es un juego aceptable. No es una maravilla, pero consigue que te enganches para descubrir qué es lo que está pasando.

Como me pasó con Martha is Dead, me ha dejado la mente hecha trozos. Una historia turbia hasta el final, salpicada de momentos de terror cuidados y con muchos detalles muy bien trabajados.

Peca de ambicioso en algunos aspectos y queda vacío en otros, pero a pesar de eso, es un juego entretenido y diferente para echar el rato.

6

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Precision Spain.

Seina

Nací pegada a un mando. Cualquier género y plataforma son bienvenidos.
Doy mi opinión no siento cátedra. Paso el tiempo en PowerUps.