PowerUps
willy jetman

Willy Jetman Astro: Monkey’s Revenge – Análisis PS4

ruleta online

Desafiante, exigente y divertido, así es Willy Jetman Astro Monkey’s Revenge

Aparecer en la escena de los videojuegos con un primer título es uno de los desafíos más difíciles a los que se enfrentan los estudios independientes. Es el caso de Last Chicken Games, el estudio barcelonés que recientemente lanzaba al mercado, a través de Badland Publishing, Willy Jetman Astro Monkey’s Revenge, su ópera prima en la que nos convertimos en un barrendero interestelar que se ve inmerso en una trepidante y divertida aventura.

Como podéis ver, Willy Jetman Astro Monkey’s Revenge bebe directamente de clásicos de la industria como el inequívoco Jetpac, una saga que iniciaba su camino en 1983 para computadoras de 8 bits. Y es que es difícil que no terminemos relacionando el trabajo de los chicos de Last Chicken Games con este clásico ya que, tanto sus mecánicas jugables como en diseño, este videojuego homenajea claramente al trabajo de la desarrolladora Ultimate.

En este videojuego nos sumergimos en una aventura de lo más dispar. Todo comienza cuando los habitantes del remoto planeta Gravos, son atacados por un dragón. Estos son auxiliados por Willy, el protagonista de la aventura, cuyo rol es de un legendario héroe en ese momento. Pero claro, todo héroe tiene detrás una gran historia, y Willy nos quiere contar como se convirtió en el héroe que es.

En la órbita del planeta Gravos, un accidente ha causado un desastre medioambiental, llenando el planeta de basura espacial. Willy, nuestro héroe, es solo un barrendero que recoge toda la basura que encuentra para llevarla a los centros de reciclaje. Pero en su misión se enfrenta a innumerables enemigos, ignorando que el destino tiene más para él de lo que nunca hubiera imaginado.

Además, en esta estelar aventura nos acompañará Gladys, la IA de nuestra nave espacial, camión de la basura, o como queráis llamarla. Gladys será la encargada de poner los toques de humor a la aventura gracias a las simpáticas conversaciones entre ambos, además de darnos alguna que otra pista para superar ciertas zonas. Pero claro, a medida que la trama se va desenvolviendo nos encontramos que detrás de este accidente hay algo más.

Un clásico, pero elegante apartado gráfico

En cuanto al apartado gráfico de Willy Jetman Astro: Monkey’s Revenge no tengo demasiadas cosas que decir. Un diseño clásico pero elegante, hace que el trabajo de los chicos de Last Chicken Games quede a un gran nivel. La elección pixel art en 2D utilizando técnicas actuales hace que el videojuego rinda a la perfección en todo momento, aunque sí que en alguna ocasión se me quedó un poco trastabillado en el momento del guardado de partida. Algo sin importancia porque no afecta ni un ápice la experiencia de juego, pero, por lo demás, en cuanto a su rendimiento no tengo nada más que objetar.

Al mismo tiempo, tenemos unos escenarios variados en cuanto a diseño junto a una variada paleta de colores que hacen que explorar el planeta Gravos sea una experiencia de lo más visual. Cada bioma tiene pequeños cambios en la paleta de colores y texturas, haciendo aún más presente esta variedad. Lo mismo pasa con los enemigos que, aunque no haya una gran variedad, se van incluyendo a medida que avanzamos en la aventura, haciendo que no tengamos una sensación de repetición continua.

Acción y disparos por doquier

Siguiendo adelante tengo que decir que Willy Jetman: La Venganza de Astromonkey se trata de un videojuego de acción y disparos cuyo gameplay nos pondrá a prueba en todo momento. Como ya dije nos ponemos en la piel de Willy, un barrendero espacial el cual llega al planeta Gravos con el objetivo de solucionar el desastroso accidente que ha llenado el planeta de restos basura espacial, por lo que nuestra misión principal se trata de ir recopilando los restos del accidente y llevándolos a estaciones de reciclaje distribuidas a través de los niveles.

Durante la aventura, nos encontraremos un montón de simpáticas referencias a otros videojuegos, como las del clásico Donkey Kong en uno de los enfrentamientos contra Monkey y otras, a la serie Dragon Ball que seguro que nos sacará más de una sonrisa.

Pero claro, esto no será coser y cantar, el planeta Gravos está infestado de enemigos con muchas, muchas ganas de acabar con nuestro intrépido barrendero. A medida que avancemos por los niveles nos iremos encontrando con  nuevos y más peligrosos enemigos. Como ya dije, los niveles están divididos en biomas, concretamente un total de tres, y cada uno diferenciados en ciertas mecánicas. Cada bioma, se diferencia además del diseño, por los tipos de enemigos, aunque en ocasiones sí que podemos ver enemigos de niveles anteriores en el siguiente.

Si bien Willy Jetman Astro: Monkey’s Revenge tiene mucho de otros géneros, además de un videojuego de acción y plataformas las pinceladas de metroidvania y shoot’em up estarán muy presentes. En ocasiones tendremos que encontrar cierto equipamiento para poder avanzar, y en otras, nos veremos involucrados en una feria de disparos provenientes desde cualquier lugar. Esto ocurre principalmente en los bosses, que no tendrán ningún reparo en eliminarnos una y otra vez con gran cantidad de disparos múltiples.

Una jugabilidad basada en el Jetpack

Si bien, la jugabilidad de Willy Jetman Astro Monkey’s Revenge está centrada en el uso del famoso Jetpack. Esto hace que el planeta Gravos se pueda explorar, a pesar de ser un videojuego en 2D, con una gran libertad. Los niveles tienen una gran amplitud. Además, existen muchos caminos por los que Willy podrá ir explorando confiando en el buen tacto del Jetpack para superarlas.

De primeras, seguramente nos sea algo complicado manejar este dispositivo, ya que tendremos que ir jugando con el nivel de carga y la gravedad para superar distintas zonas. Sin embargo, si la carga del jetpack se termina, solo tendremos que esperar unos segundos para que se recupere. Por otro lado, a medida que Willy vaya subiendo de nivel también lo hará la carga del Jetpack, lo mismo pasa con la barra de energía que, además, también se pueden mejorar con la obtención de módulos distribuidos por el planeta Gravos.

Además, tengo que decir que su curva de dificultad es algo variable. En principio me fue algo complejo terminar por cogerle la medida al uso del jetpack, pero poco a poco uno termina por controlarlo a la perfección. Pero el detalle más importante me pareció en que a medida que mejoremos el equipo de Willy, nos será más fácil ir superando los niveles, a excepción de los bosses y algunas zonas, que como ya dije algunos nos harán sudar más de lo esperado.

Armamento y equipo para todos los gustos

Uno de los detalles más llamativos de Willy Jetman se trata de la buena evolución del personaje. Durante esta odisea espacial iremos recolectando unos créditos, concretamente Gemas gravitonium, que nada más y nada menos que son la moneda local. El modo de invertirlas es muy fácil, repartidas por el planeta se encuentran las expendedoras Crush’n Go!, que normalmente se encuentran junto a los puntos de guardado. Se tratan de unas tiendas donde se puede comprar armamento y equipo previa localización en el mapa. Estas armas también se pueden mejorar por una módica cantidad de gemas o recargarlas, por lo que es muy recomendable que vayamos recolectando todas las gemas posibles en la partida.

En cuanto al equipamiento tenemos la oportunidad de equipar dos, cada una de ellas se acciona con uno de los botones del gamepad. Además, Willy tendrá habilidades pasivas. Como es de esperar, estas siempre estarán activas una vez se consigan, como las Scuba Go! que permiten desplazarnos con más facilidad bajo el agua o el Magnet, que atrae las gemas desprendidas al matar a enemigos.

Conclusión

Willy Jetman Astro: Monkey’s Revenge se trata de un videojuego que llega al mercado con las ideas muy claras, y nada más y nada menos se trata de entretener al usuario con una aventura que nos desafía desde el primer momento. Una aventura cargada de humor, acción y disparos por doquier que no solo destaca por su peculiar mecánica jugable, sino también por su estética clásica y dificultad. Una aventura sin igual que hace honor a los clásicos ochenteros como el conocido Jetman durante las ocho horas aproximadas que dura la odisea espacial Willy en el planeta Gravos.

Nota: 8/10

De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Badland Publishing.

Alberto

Alberto

CEO PowerUps. Jugador de la vieja escuela, lector de todo lo que cae en mis manos y apasionado de los indies. "Los videojuegos ya no son como los de antes".