PowerUps

Elderborn – Impresiones PC (Steam)

Elderborn y el «First Person Melee»

Solo vale con echar la mirada un poco alrededor de los juegos en Steam para darnos cuenta de una cosa bastante interesante: los shooters clásicos están de vuelta. La maravillosa época donde juegos Quake, Doom y Wolfenstein eran los reyes, parece que está de regreso por parte de algunos estudios independientes. Hoy vengo a hablaros de Elderborn de Hyperstrange, un título que se encuentra actualmente en acceso anticipado y que, pese a cambiar las armas de fuego por el cuerpo a cuerpo, recuerda en gran medida a esta época tan genial

Si se puede mover, mátalo

Hasta el momento el acceso anticipado del juego se queda algo corto, siendo posible completarlo en apenas 2h, pero es más que suficiente para darnos cuenta de la joya que tenemos delante. Hay una frase dentro de la descripción del juego que encaja perfectamente y lo resume entero:

«¿Siempre te has preguntado cómo sería DOOM si en lugar de pistolas hubiera espadas y martillos gigantes?»

Elderborn

Nada más iniciar el juego, ya nos pone en una situación peligrosa frente a un par de enemigos que sin nosotros siquiera saber que hacer, instintivamente iremos a cortarlos por la mitad, dando así comienzo a nuestra era de la aniquilación. Enseguida nos daremos cuenta que estamos ante un escenario salvaje, lleno de enemigos que quieren nuestra vida y que nuestra única manera de sobrevivir es matarlos antes y potenciar nuestro personaje con sus almas.

¿Nuestra misión principal? Acabar con todos.

¿Esperabais algo diferente? Pues no. Como casi todo buen shooter de la vieja escuela, las historias no son más que una motivación simple para dar lugar a la acción, y aunque este la tiene, prefiero esperar a la versión final para hablar de ella bien. En el caso de Elderborn nos encontramos equipados inicialmente con una espada, con la que podemos atacar, realizar un golpe fuerte, defendernos, ejecutar contraataques y hacer un esquive rápido. En cierta manera, son los movimientos básicos del juego.

Elderborn

Según vayamos avanzando encontraremos mejores armas, más rápidas o más lentas pero letales, pero con una variedad interesante ya que hay enemigos débiles a ciertas armas. Pero esto no se reduce solo al uso de armas, y es que como he mencionado, también potenciaremos al personaje con las almas de los enemigos, y cuidado que si morimos toca volver a por ellas. Hay que decir que tenemos una «medicina» para usar hasta un máximo de 3 veces que se recarga matando enemigos, además de que restauramos parte de la vida que nos quitan si devolvemos los golpes.

Las almas las usaremos en puntos de estadística que, además de potenciarnos, llegados a cierto límite nos permitirá aprender habilidades. Estas habilidades nos ayudarán en combate de diferentes maneras, ya sea a la ofensiva o la defensiva. Por poneros un ejemplo podemos reventar las cabezas de los enemigos en el suelo, ejecutar un placaje hacia delante o simplemente pegar patadas a los enemigos. Simple pero completo.

Elderborn

Como apunte extra añado que llegué a derrotar al jefe final, que me costó lo que no estaba escrito, y fue una de las peleas más épicas que he tenido en un juego de este estilo, tanto por la música como por el jefe en cuestión.

Diseño de niveles a la vieja escuela

Una de las cosas que más me agrada del título, junto a su jugabilidad, es el diseño niveles, que vuelve a la vieja usanza, pero con toques más modernos. Vuelven los pasillos laberínticos y hacer uso del backtracking mediante una serie de llaves de colores que abren diferentes puertas y una serie de puntos de control a lo largo del nivel. Lo de las llaves de colores es todo un clásico en los FPS de la vieja escuela y que se mantiene a ida de hoy en muchos otros títulos.

Elderborn

También tienen muchos recovecos en los que hay escondidos diferentes secretos, principalmente almas para subir de nivel, que facilitarán la experiencia.

De momento solo he podido probar el primer nivel, y como dije, cerca de unas 2 horas me llevó. Si todos los niveles del juego acaban siendo similar en duración y diseño, sin duda que Elderborn merecerá la pena. Además, al acabar la versión actual podemos ver diseños de lo que nos espera, y no pinta absolutamente mal. De hecho, espero que continúe en este tono la versión final.

Rendimiento y opciones

Voy a ser claro en este sentido. Me he tragado muchos accesos anticipados en los que el juego sencillamente no va como debería, y a veces ni va. Entonces cuando me encuentro títulos como Elderborn que funcionan perfectamente, pues casi me dan ganas de llorar. Juego con 60 fps o más constantemente con los gráficos en alta calidad y rara vez, prácticamente nunca, baja de los 60. (GTX 1060 6GB y Ryzen 1600x)

A continuación, os dejo unas cuantas imágenes de las opciones que tiene el juego, por si os pica la curiosidad. En mí caso agradezco opciones como quitar el desenfoque de movimiento, ya que es algo que odio en todos los juegos.

Para rematar todo este títulazo, la banda sonora es puro metal, por lo que si además de aniquilar enemigos eres fan de esta música, el título está hecho para ti.

Conclusiones

A falta de realmente ver la versión final, para mí con estas 2 horas de juego tuve bastante. Las disfruté mucho y me quedé con ganas de más, así que espero poder echarle el guante dentro de poco a una versión más completa, que debería salir antes de acabar el año. Aniquilar todo cuanto se cruza a puro golpe, con metal de fondo, la variedad de armas y el jefe final, han hecho que mi experiencia haya sido muy buena. Queda más que recomendado para aquellos que le entusiasmen este tipo de títulos.

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Hyperstrange.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

¿Te gustaría apoyarnos?