Localización y Traducción Videojuegos

La importancia de la localización

En pleno 2018, creíamos que todo estaba solucionado en cuanto a la localización de los videojuegos en nuestro idioma se refiere. Pero no es así, hay juegos que nos llegan en unas condiciones al menos difíciles de disfrutar. Esto no debería ser así, pensaréis, aunque no es tan fácil como parece. Muchos se cuestionan si tienen en cuenta un idioma tan importante como el español, o también si dejan de lado a toda la comunidad hispanohablante, que no es pequeña.

Un tema muy longevo

Lo que hoy estamos tratando aquí, no es algo nada nuevo. Muy lejos quedan los tiempos de los 8 o 16 bits, pero es algo que sucedía también en las siguientes generaciones. Sin ir más lejos, las dos entregas de The Legend of Zelda de Nintendo 64, (Ocarina of Time, Majora’s Mask) no llegaron traducidas a nuestro idioma. Es la prueba de que hace unos años, incluso los lanzamientos de franquicias muy importantes tenían peligro de que no nos llegase localizados.

Esto, hace dos décadas era más recurrente. Los que hablamos español, siempre nos hemos visto un poco limitados en este sentido. Lo queramos o no, el idioma predominante desde hace ya bastantes años es el inglés. Las empresas y estudios traducen (textos) al menos en ese idioma, eso fijo. Es donde más dinero se gana, pues la comunidad de habla inglesa es la que más consume videojuegos. También hay que tener en cuenta otro factor muy importante.

En España, tenemos más impuesto que en otros países como Inglaterra o Estados Unidos. Si miramos, hay juegos importados que llegan en muchos países para poder elegir en que idioma disfrutarlo. Esos títulos, se pueden comprar legalmente de importación y disfrutarlos de la misma manera en nuestro idioma. Sin exagerar, pueden salirnos 20€ menos haciendo esto. No debería pasar, pues tenemos los mismos derechos de que nos salga a un precio similar.

 

Metal Gear Solid: Un gran caso que sirve de ejemplo

Hay casos que debemos recordar con mucho cariño. El doblaje del primer Metal Gear Solid siempre será recordado. Salió casi en el mismo tiempo que Zelda en Nintendo 64, pero Sony apostó por el doblaje en este caso. Algo que hay que reconocerle a la empresa nipona. Puede que no sea el mejor doblaje que hayamos visto, pero fue un trabajo que sentó las bases. Unos pilares que actualmente están muy cuidados en la empresa.

Sin ir más lejos, en estos días se estrena Marvel’s Spider-Man y nos llega totalmente localizado, tanto en voces como en textos. La compañía ha logrado grandes trabajos en este campo. Siempre estará presente en nuestras cabezas la voces de la saga Uncharted, o las del juego The Last of US. También hay que decir que estos títulos reciben una gran campaña de publicidad, algo que facilita su venta considerablemente. Desgraciadamente, no todos se pueden permitir este cose. Aún así, es algo que debemos valorar mucho.

No todo es occidental

Aunque podríamos hablar mucho sobre otras franquicias muy famosas como God of War, los juegos de Quantic Dream y otros títulos de renombre, también es justo y merece mencionarse otras producciones de corte diferente. Uno de ellos, es el caso de Ni No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca. La obra desarrollada por Level 5 en colaboración con el mítico Studio Ghibli de animación japonesa nos llegó con una traducción muy buena. Si bien hay que decir que en ese trabajo se nota claramente una localización que no es totalmente fiel al original en algunos momentos. Es cierto que tiene algunas libertades, pero todas ellas están muy bien medidas. Esto es algo que los que trabajan en este campo pocas veces pueden hacer, pero para hacerlo deben de tener un permiso que rara vez se les concede, como he citado hace un momento.

A algunos les gustará y a otros no, pero eso ya es otro tema. Estas libertados pueden hacerse, pero teniendo en cuenta que deben ser entendibles y lógicas respecto al territorio en el que va a ser disfrutado de esa forma. Es un caso muy valiente, pues el juego no vendió demasiado. Está considerado hoy día como un juego de culto de JRPG. Una obra que debe ser jugada por todos los que aman este género. Pero lamentablemente, no es accesible para la gran mayoría. A pesar de todo, el haber vendido casi un millón y medio de unidades debió de servir de algo, si no, no habrían hecho lo mismo con la segunda entrega, la cual ha vendido bastante mejor, según datos oficiales.

El gran Chiquito parecía que hacía acto de presencia

¿ Compramos cuando nos traducen ?

Precisamente, hay que valorar lo que está haciendo Bandai Namco. Casi todos sus juegos, por no decir todos, nos llegan traducidos a nuestro idioma. Están teniendo una mentalidad muy abierta, algo que con los “Tales of” les está pasando factura, esos los traducen y no los compramos. De aquí viene el siguiente punto de nuestro artículo.

Esto es como todo. Todo el mundo tiene derecho a jugar, como es comprensible. A nadie le gusta pagar por un producto que nos llega sin estar localizado en nuestro idioma. Personalmente, el inglés es un idioma que me gusta, pero hay títulos con muchísimas líneas de texto, no es fácil acceder a ellos y nadie está en la obligación de pagar por algo a lo que le cuesta disfrutarlo plenamente. Pero la cosa es así, hay empresas como Sony que tienen un gran potencial económico y pueden arriesgarse. Pero desgraciadamente, no todas pueden permitirse esos privilegios. En ocasiones, aunque la desarrolladora no traduzca el videojuego, la decisión también puede caer en manos de la editora, e incluso la distribuidora. Todo esto depende de los estudios de mercados que hayan hecho, si no lo ven rentable pues no lo harán, aunque nos pese mucho.

Yakuza, una saga difícil de acceder aquí

Las entregas anuales de FIFA puede vender en un mes en nuestros lares unas 100.000 unidades. Son números realmente buenos, pero muy alejados de una aventura como la saga Yakuza, juegos que aquí superan por muy poco las 1000 unidades. Es cierto que la comparación no es muy justa, pues uno llega hasta doblado, el otro ni siquiera traducido. Hay que también saber ver más allá, pues esta saga es un juego que interesa a no demasiado público por estos lares, lo que se suele decir de “nicho”. No siempre ha sido así, pues la primera entrega de la franquicia fue traducida.

El resultado fueron unas ventas muy pobres. Las consecuencias son muy sencillas, la empresa ven que no les renta y decide seguir sin hacer este trabajo, por muy duro que suene, esto es así. SEGA es una compañía que no dispone del potencial de Sony, tampoco pueden arriesgarse de esa forma. Esto es comprensible, pues como todo       negocio, su finalidad es obtener ganancias y no pérdidas.

La ley no está de nuestra parte

Otro caso muy parecido es el de la serie Persona. También de origen japonés, distribuida y desarrollada por Atlus, no tiene mucha suerte en España. No llega traducido tampoco. Por lo que se ve, el JRPG no es un género que guste a demasiados por aquí. Tan solo franquicias como Final Fantasy y pocas más son reconocidas y obtienen beneficios en este mercado. Esto es solo en el caso de una traducción pues si hablamos de doblaje es muy costoso, pues para doblar hay que tener en cuenta que tan solo la primera media hora en un estudio de doblaje el coste es de unos 80€. También hay que tener la mente abierta y ver que algunas empresas se lo pueden permitir, porque por cada idioma puede salir unos 50.000€, un dinero que no todos pueden permitirse.

También hay que decir, que si miramos en Alemania y Francia todos los productos audiovisuales debe de llegarles a su mercado al menos con textos en su idioma correspondiente, algo que no pasa aquí. Pienso que esto debería hacerse aquí. Hoy en día, hay muchas facilidades para comprar por las diferentes plataformas y tiendas online, nadie se vería limitado a no poder comprar un juego de importación, si es lo que quiere.

Casos concretos

Luego, hay casos concretos y un poco extraños. Si bien la saga Kingdom Hearts es una muy conocida por todos. Una serie que siempre tuvo buena aceptación aquí, incluso su segunda entrega numérica llego hasta doblada, y con buenos resultados. Pero en 2012, a falta de un mes de su lanzamiento, Square Enix dijo que Dream Drop Distance (3D), no llegaría a 3DS traducido ni en Español o italiano. Hubo muchas quejas entre los usuarios, algo que no sirvió para nada. El estudio dijo que tras anteriores entregas sacadas en Nintendo, las ventas de estos se vieron afectadas por la piratería, por lo tanto no querían arriesgarse.

Paralelos a esto, Transcene, un grupo que se dedica a traducir videojuegos sin animo de lucro, estuvieron mucho tiempo trabajando para que los fans pudieran acceder al título. Es algo que tendrá sus complicaciones, pero ellos aseguraban no dañar a la consola, y  no ganarían dinero por ello, pero no accedieron. No veo motivo en el presente y en un futuro cercano para que esto suceda en consolas. En PC es algo que sucede bastante, con las tecnologías y la arquitectura de las consolas actuales debería suceder igualmente. El caso de este juego no fue una jugada muy limpia, pues hace poco más de un año, la compañía decidió sacar el juego traducido en PS4 en una recopilación. En este caso es algo que da para pensar, desde luego.

Kingdom hearts 3D fue un título muy polémico por la falta de traducción

No queda otra

Se puede hablar mucho más, pero eso no cambiará la situación. Si queremos que nos lleguen juegos que no están muy demandados, desgraciadamente tendremos que comprarlos en un idioma que no es el nuestro, para que así en un futuro, las desarrolladoras inviertan más en nuestro territorio, otra no queda.

Por último, quiero agradecer a dos míticos de la traducción y el doblaje. Juan Arenas y Ramón Méndez, sin ellos no habría sido posible este artículo. También agradecer al podcast Reconectados, un programa presentado por Javi Andrés (Jabote) y Manu Gimeno, muy recomendable para estar al día en la industria.

Article by anthohearts

Frikazo hasta la medula. Fiel seguidor de Kingdom Hearts, Dragon Ball y muchas frikadas más. No debemos mirar a este arte con marcas, sino con juegos. El tener muchas aficiones es un don, no una maldición!