PowerUps

La velocidad en el juego online

juego online

1999: ¿Nos echamos una Play? 2019: ¿Nos echamos una Play? La misma frase 20 años después pero con diferente significado.

Cuando salió la primera PlayStation, en pocos años se convirtió en un fenómeno social. Invitabas a un amigo a casa para jugar partidas a medias, planteando las partidas de diferentes formas para ambos disfrutar: a una vida cada uno, por tiempos, por fases… mientras tanto el que esperaba también disfrutaba de la historia y aportaba consejos: por dónde ir, donde buscar o qué estrategia tomar con algún enemigo.

También existía la posibilidad de jugar a dobles con ciertos juegos; enchufábamos un segundo mando en el puerto dos de la consola y nos echábamos partidas cooperativas, deathmatch, minijuegos, deportes, carreras… y si teníamos a varios colegas bastaba con meter un multitap y jugar 4 jugadores a la vez, o hasta 8 con dos multitap y con juegos que lo permitieran. Y existía otra alternativa que muy pocos juegos aprovecharon, y era conectar dos consolas por medio de un cable link, así cada jugador jugaba a pantalla completa en un televisor, pero claro, era más costoso y se necesitaba más espacio, pues requería dos consolas, dos juegos y dos televisores.

Aunque la compañía que se hizo experta en juegos para varios jugadores fue Nintendo con su consola de cuatro puertos Nintendo 64. ¡Quién no recuerda esas batallas épicas en GoldenEye o Perfect Dark! O esas carreras frenéticas en Mario Kart 64 o F-Zero X! ¡O esos minijuegos emocionantes en Mario Party! Y es que  el 70 % de los juegos venían con la opción de cuatro jugadores simultáneos.

Hoy en día la frase de “nos echamos una Play” ha adquirido otro significado, y es que ya cada jugador lo hace desde su casa con una conexión a Internet. Siguen haciendo falta dos consolas, dos juegos y dos televisores, pero cada uno desde su casa y conectados con sus cuentas online. Lo que conlleva a la contratación de menos o más megas para una mayor velocidad.

Y uno de los lastres que aparecen a la hora de jugar online es la velocidad que cada uno tenga contratada o el servicio sea más o menos fiable, ya que si se produce mucho lag la experiencia de juego se ve totalmente empañada.

Así que en estos casos lo primero que se debe tener en cuenta es la fiabilidad y la velocidad contratada, y en segundo lugar comprobar que llega correctamente. Y para lo segundo lo más fidedigno es utilizar un test de velocidad, el cual consiste en medir la velocidad a la que va tu Internet a través de la descarga y subida de datos a la red. Para ello podemos utilizar el test de velocidad que ofrece esta web. Fiable, intuitivo y fácil de utilizar y comprender.

Así que antes de jugar online a tu consola o PC asegúrate de que tienes una buena y correcta velocidad antes de embarcarte  en esa aventura que te espera con deseo.

 

 

Daniel Valerón

Daniel Valerón

¿Te gustaría apoyarnos?