PowerUps

Ratón Razer Basilisk V2 – Análisis

ruleta online

Razer Basilisk V2

Razer continúa con las actualizaciones de sus ratones, ofreciendo lo que la gente conoce, pero con mejor resultado y algunas novedades. Hace no mucho os hablábamos del DeathAdder V2 (ahora con versión Mini), uno de los ratones más famosos de Razer, y ahora vamos a hacer lo mismo con el Basilisk, que también recibe su versión V2 con algunas mejoras muy interesantes y que, en pleno 2020, son casi 0bligadas. Así que entrando un poco en materia, veamos que tal funciona el sensor razer focus+, los switches ópticos, los pies de teflón o la rueda con resistencia ajustable, porque este ratón trae cosillas muy interesantes.

Unboxing

Como es costumbre en la compañía, encontramos una caja verde y negra, con una ilustración del producto por delante y haciendo hincapié en 3 cosas: 11 botones programables, resistencia de la rueda personalizable y los switches ópticos. En la parte trasera encontramos otra imagen del producto con todos sus puntos clave. Y realmente no hay mucha más complicación, los ratones vienen siempre con lo justo y necesario.

En su interior encontramos el ratón protegido en una base de cartón con un molde de plástico que lo cubre por completo, junto al manual de instrucciones, carta del CEO y pegatinas. Vamos, lo que viene siendo “lo de siempre”. La única diferencia la encontramos en el añadido del gatillo del ratón, de lo cual ya hablaremos más adelante en la review.

A continuación, os dejo con el vídeo unboxing como ya es costumbre.

Ergonomía y diseño

Presentado brevemente nuestro Razer Basilisk V2 vamos a hablar sobre su diseño y ergonomía, algo que debe cumplir cualquier ratón con el que vayamos a echar horas, ya sea jugando o trabajando.

Comenzando un poco en cuanto al diseño, estamos ante un ratón con un agarre de 6 cm de ancho, una altura de 4,2 cm y una longitud total de 13cm, más o menos como la mayoría, para mi algo grandecillo (mis manos pequeñas siguen dando problemas). Su peso es de unos 92 gramos, sigue por debajo de la media en cuanto a peso, no es un ladrillo, pero sigue costando acostumbrarse a cualquier otro después del Viper.

La forma del ratón es una de las que yo considero más conocidas, que es la que tiene el saliente en el lateral izquierdo, junto a los 2 botones laterales (3 en este caso), siendo esta de un goma texturizada que mejora el agarre. La curvatura del ratón es menos pronunciada que, por ejemplo, la del DeathAdder, que es claramente más alto por el centro del ratón.

En cuanto a los botones que encontramos en el ratón tenemos cosas un poco diferente a lo que se ve normalmente. Por un lado, tenemos los botones más clásicos: 2 clicks principales, 2 botones laterales, 2 botones para subir o bajar DPIs y la rueda con 5 funciones. Aunque hay una diferencia, la rueda también funciona si la movemos hacia la izquierda y derecha, y también contamos con el “gatillo”. En este sentido solo tengo una pega, y es a nivel persona, con el agarre de palma no consigo llegar al gatillo, está demasiado lejos para mí, mis manos no son lo suficientemente grandes.

Como otras características interesantes y destacables en este aspecto tenemos que el ratón cuenta con cable Razer Speedflex, que evita tirones y enredos, junto a los pies de teflón que garantizan un deslizamiento eficaz en cualquier tipo de superficie. Esto último es algo más novedoso en los ratones de Razer, un añadido que se nota bastante y que como dije al principio, debería ya ser obligado en todos los ratones.

Y por último, mi experiencia en este sentido. El ratón en sí es cómodo y agradable de usar, el deslizamiento con el teflón es algo que se agradece muchísimo y la forma del ratón es de las más “comunes” por lo que no tendremos problemas para agarrarlo. Luego cuenta con el plus de la gomilla de agarre en los laterales, el botón extra (al que no llego *lloro*), la rueda con sus funciones extras… Es un ratón bastante completo y cómodo de usar, aunque ojalá pesase todavía un poco menos, porque me declaro muy fan del peso del Viper. Ahora, vamos a lo que son las funciones y cosas que se pueden hacer.

Funciones del Basilisk V2

Como todo ratón de Razer, el Basilisk también tiene sus diferentes funciones y personalizaciones, ya sea con Razer Synapse o sin él. Sin este programa, como de costumbre, estamos algo vendidos, ya que realmente solo podremos cambiar entre los DPI por defecto, reducir/aumentar la resistencia de la rueda y usar el botón extra para reducir sensibilidad al mantenerlo pulsado.

Ahora bien, con Razer Synapse es cuando empieza la diversión y la personalización, comenzando por el hecho de que podemos guardar hasta 5 perfiles, tenemos 11 botones personalizables y, además, compatibles con Razer Hypershift. Así que dicho esto vamos a hablar primero de la personalización de botones, ya que a estos 11 botones se les puede añadir la capa extra de Hypershift, dando juego a “infinitas” posibilidades. A continuación, un listado de las cosas que podéis hacer:

  • Función de teclado (con modo turbo)
  • Función de ratón (con modo turbo)
  • Cambio de sensibilidad del ratón
  • Macros
  • Funciones entre dispositivos
  • Cambio de perfil
  • Cambiar iluminación
  • Razer Hypershift
  • Ejecutar programa
  • Funciones multimedia
  • Accesos directos de Windows
  • Función de texto

Os recuerdo que tenéis como extra el “gatillo” lateral y las funciones de la rueda, que también se pulsa a izquierda y derecha, funcionando como 2 botones más del ratón. Así que si sois de los que personalizáis mucho vuestros ratones, con el Basilisk V2 tenéis para rato.

En la pestaña de rendimiento encontramos los ajustes relativos a la sensibilidad, que en este caso alcanzamos hasta 20k DPI gracias al sensor Razer Focus +, distribuibles en 5 fases diferentes y de manera asimétrica. También cambiar la tasa de sondeo entre 125/500/1000.

Respecto a la iluminación, podemos ajustar brillo, que se apague junto a la pantalla o por inactividad. En el caso del ratón, la iluminación la encontramos en el logo de Razer en la zona de la palma y la rueda. Al no ser algo “espectacular” como un teclado, os dejamos con los efectos rápidos disponibles, pero recordad que también podéis configurar los efectos mediante Chroma Studio y sincronizar todos los periféricos de Razer.

  • Estático
  • Medidor de Audio
  • Reactivo
  • Respiración
  • Rotación de espectro

La calibración, como hemos visto con anteriores ratones que usan el sensor Razer Focus +, nos encontramos con el seguimiento inteligente, que nos permite establecer un punto de corte para cualquier superficie e incluso de manera asimétrica para aterrizaje y despegue. También puedes calibrarlo de manera manual según la alfombrilla que estés usando, así que tienes para escoger.

Experiencia de uso

Ahora vamos al punto clave de todo, que es hablar de la experiencia de uso. En este aspecto las claves para su experiencia de uso son los switches ópticos y el sensor Razer Focus +, cosas de las que ya hemos hablado en anteriores análisis. Pero, en resumen, los switches ópticos se encargan de unas pulsaciones, aparte de cómodas, fiables y sin rebote, algo esencial con el crecimiento de los esports.

Por otra parte, el sensor Razer Focus + se encarga de seguir nuestros movimientos prácticamente a la perfección, incluso los más bruscos. Tiene una precisión del 99,6% y hasta 20.000 DPI que nos asegura que, juguemos como juguemos, siempre tengamos un buen feedback de nuestros movimientos y el movimiento del puntero del ratón.

¿Para qué lo hemos usado? Pues bueno, principalmente hemos estado jugando a Valorant, pero también hemos probado que tal se desempeña el ratón en otro tipo de juegos como son League of Legends, Apex Legends, Fortnite, Diablo 3 y unos cuantos juegos en primera persona del terreno independiente.

Y el resultado en videojuegos ha sido un poco el de siempre, lo que se puede esperar de un ratón con estas características. Un buen resultado que, viniendo de usar un ratón más bien de gama baja, se nota mucho su rendimiento. En todo momento hemos disfrutado de un buen seguimiento de nuestros movimientos, incluso en los movimientos más bruscos, ya que debido al poco espacio tengo que hacer alguno que otro, seguido de unas buenas pulsaciones y comodidad durante horas. La única pega es, insisto, que no llego bien al botón extra, está muy delante para mis manos pequeñas.

En otros terrenos como es más un uso diario, de estar navegando, usar programas y demás tareas comunes, pues obviamente igual de bien, raro sería que, comportándose bien en videojuegos, hiciese lo contrario en un uso menos exigente.

Conclusiones

El ratón Razer Basilisk V2 es un ratón con muy buena relación precio/calidad, ya que lo podemos encontrar por un precio de entre 70-90€ según ofertas. Los añadidos en esta nueva versión: el sensor Razer Focus+, los switches ópticos y el teflón hacen que sea un producto redondo. A esto añadimos la amplia personalización de botones, su comodidad y rendimiento, y hace que el Razer Basilisk V2 sea, una buena mejora y una buena opción a tener en cuenta para su compra.

Nota: 9.5/10

*Las notas se otorgan en relación calidad/precio.

**De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este producto ha sido analizado gracias a la cesión de una unidad para review por parte de Razer.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es