PowerUps

Warhammer: Chaosbane – Análisis PS4

Warhammer: Chaosbane

El mercado de los dungeon crawler ARPG al estilo diablo está siendo más bien nulo. Hoy en día tenemos muy pocas alternativas en condiciones y, el futuro, tampoco es que pinte muy prometedor para el género. No por malos títulos, si no por la falta de ellos. Warhammer: Chaosbane es un título de esta índole, en el que podemos controlar a 4 héroes dispuestos a librar el mundo, una vez más, de las garras del caos.

Los cuatro héroes

Chaosbane nos cuenta la historia de 4 héroes de manera independiente, pero todos ellos tienen en común una cosa: lucharon contra Asavar Kul junto a Magnus y salieron victoriosos. Tras pasar un tiempo, la ciudad de Nuln se ve atacada por las fuerzas del caos, dejando a Magnus atrapado en un hechizo y, por tanto, al imperio en un punto peligroso. Esto puede echar a perder todos nuestros logros conseguidos en la batalla de Kislev contra Asavar Kul.

Chaosbane

A lo largo del juego veremos una historia llena de crueldad, muerte, desesperación y traición. Las fuerzas del caos están por todas partes, desolando ciudades y aniquilando todo a su paso. Solo nosotros tenemos la habilidad necesaria para enfrentarlas.

Distribuida a lo largo de cuatro capítulos, la campaña principal nos ofrece cerca de 7-8h de duración, que para un juego de este estilo no está mal, puesto que el plato fuerte en este género está al acabarla. Principalmente completaremos una serie de misiones mediante las cuales, obviamente, iremos profundizando en la historia y resolviendo el misterio sobre la hechicera que ha «derrotado» a Magnus. Lo único malo a decir es que se vuelve repetitivo, ya que la variedad de mapas es muy escasa y las misiones son muy «básicas».

Matar y saquear

Mi opción para analizar el título al completo ha sido jugar con Elessa, la elfa arquera. Siempre he tenido predilección por todo aquello que sea ataques a distancias, y más si es un arco, pero también he probado los otros 3: espada y escudo, mago y 2 hachas. Una de las primeras cosas que nos damos cuenta en seguida, es que el título se encuentra muy bien adaptado a consolas en lo que a jugabilidad se refiere.

Movemos personaje con el joystick izquierdo, atacamos con los botones y adquiere el objetivo más cercano a donde estamos mirando. Todo ello con bastante movilidad en los 4 personajes, por lo que se hace agradable ir moviéndote y pegando a todo cuanto se cruza. En general, para ser el estilo de juego que es, está muy bien adaptado y es cómodo de jugar como él solo, lo cual ya le da un punto de entrada a favor muy grande.

Antes de entrar en el desarrollo de los personajes, me gustaría hablar de una cosa más que me gusta de Chaosbane, y es la densidad de enemigos. En este tipo de juegos, donde te tienes que sentir poderoso y, por norma general, matar la mayor cantidad de enemigos, es de agradecer el volumen de enemigos que puede haber en pantalla al mismo tiempo y cómo los puedes matar a la vez. Esto es algo que otros títulos del género más actuales no terminan de hacer.

Chaosbane

Desarrollo de personajes

Desde hace un buen tiempo los juegos RPG están dejando de lado la mecánica del desarrollo único para ofrecer, en el mismo personaje, diferentes posibilidades. Chaosbane no iba a ser menos, no pone ningún tipo de restricción importante a llevar diferentes habilidades en nuestro personaje. Las habilidades funcionan mediante un sistema de puntos que irán aumentando según completemos la aventura y subamos de nivel.

Cada habilidad a usar tendrá un coste de X puntos de habilidad, pudiendo equiparlas como queramos siempre y cuando cumplamos el límite de puntos disponibles para asignar. Esto da pie a que haremos diferentes configuraciones en el juego, tanto de habilidades activas como pasivas, ya que cada personaje cuenta con bastantes de cada tipo.

Chaosbane

Aparte de las clásicas habilidades activas y pasivas, tenemos un añadido muy interesante y que da la oportunidad de hacer aún más configuraciones, hablamos del Árbol de Dios. En este Árbol vamos a gastar una serie de fragmentos que dejarán caer en ocasiones los enemigos, siguiendo sus ramas desbloquearemos atributos pasivos permanentes y nuevas habilidades más específicas. Se puede resetear en cualquier momento, pero perderemos los fragmentos… Y os aviso que cuesta conseguirlos y no solo se gastarán aquí.

El equipamiento sigue siendo una parte fundamental de este título, y casi de las más importantes cuando lleguemos al contenido final del juego. Hay 2 piezas clave en este apartado: Equipo heroico y bendiciones. Como en todo RPG el equipo tiene una serie de bonificaciones que nos convendrá revisar de cara al final.

Chaosbane

El equipo de categoría «heroico» es lo que conocemos más comúnmente como los sets de equipo. Se pueden conseguir con la caza de reliquias que desbloqueamos al final del juego y, de este equipo, dependerá el acceder a dificultades más elevadas (máximo caos 5). De momento, al menos con Elessa, no hace más que caerme las mismas partes de equipo prácticamente, así que solo he podido probar un set y os aseguro que marca diferencia.

Por otra parte, tenemos las bendiciones de equipo, que es una mejora permanente que se hace invirtiendo fragmentos. Aquí hay que hacer un par de pruebas para averiguar de qué manera obtener ciertas bonificaciones, pero una vez las sabemos, podemos crear equipo ligeramente más poderoso. Eso sí, si bendecimos de nuevo el objeto, se pierde la bonificación anterior.

Se podría decir que en este aspecto está bien completo, ya que sin mucha molestia podemos probar todas las posibilidades que nos ofrece el juego, además de que tampoco es demasiado complicado llegar a crear una configuración optima, cosa que se agradece.

Una aventura con amigos

Antes de llegar a hablar del contenido final del juego, me gustaría repasar un gran olvidado que se está recuperando hoy día, el modo cooperativo. Vale que por lo general este tipo de juegos tiene modo cooperativo, pero me gustaría recalcar que Chaosbane también. Podemos jugar tanto en línea con amigos o con hasta 3 compañeros más en local con sus cuentas o como invitados.

Chaosbane

Mientras que el hecho de que haya cooperativo me parece fantástico, creo que al modo en línea le vendrían bien un par más de ajustes. Sin tener que ir muy lejos en el asunto, lo primero de lo que nos damos cuenta es que no hay ninguna clase de filtro para buscar partidas, por lo que igual te empareja con alguien que acaba de empezar cuando tu buscas hacer búsquedas de reliquias. Tampoco he visto un indicador de dificultad (igual estoy ciego), por lo que no sé en qué dificultad está la partida a la que me he unido. Eso sí, en grupo el juego gana mucho.

El contenido final

Cuando terminamos la campaña de Chaosbane, desbloquearemos la búsqueda de reliquias, que ya he mencionado. Estos niveles se podrían decir que son «las fallas de diablo», donde vamos a conseguir mejor botín. También iremos desbloqueando durante la aventura el modo expedición (revisitar áreas) y el boss rush, donde te enfrentas directamente al jefe final.

Sin embargo, de momento, esto es todo el contenido final que tenemos en Chaosbane… Enfrentarnos de nuevo a los jefes, conseguir nuestro set y llegar a Caos 5. Perteneciendo al género que es, y con los competidores del mercado, algunos incluso gratuitos, las horas que al final dedicaremos a este contenido son pocas. Se queda muy corto y no es que termine de satisfacer las necesidades del género. Como mucho, si queréis alargar las horas, podéis subir otros personajes al nivel 50.

Chaosbane

Si bien es cierto que ya hay detallado un plan de contenidos a largo plazo, es posible que cosas como la nueva dificultad, más nivel y más equipo heroico le hicieran falta al juego desde el principio. Personalmente habré dedicado 4h extras al contenido final, y con eso ya tengo todo lo necesario para llegar a Caos 5.

Espero que viendo las críticas de los usuarios en general respecto a este apartado, Eko Software se ponga las pilas y busque la manera de añadir un contenido apropiado. Que no es que sea algo malo, pero es poco motivador y corto.

Conclusiones

Warhammer: Chaosbane trae de vuelta al mercado un género en escasez, con una buena puesta en escena técnicamente y muy dirigido a los fans del universo Warhammer. Mientras que el juego base, pese a la repetición de escenarios y algún tiempo de carga, está bastante bien, al contenido final aún le falta bastante por desarrollar. La adaptación a consolas es bastante buena y rinde prácticamente perfecta quitando algún fallo, pero que no molesta a la experiencia final.

El único problema a mayores que le veo, es eso, el contenido final. Vengo de juegos como Diablo III y Path of exile (gratuito), donde puedo echar perfectamente más de 200h en un mes solo con el contenido final. No les pido eso, pero sí que al menos no puedas terminar el contenido en una tarde. De momento no queda otra que esperar a las actualizaciones para ver cómo evoluciona.

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de BigBen Interactive.

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

¿Te gustaría apoyarnos?