PowerUps

F1 2019 – Análisis PS4

F1 2019

Por fin tenemos la nueva entrega de la franquicia Fórmula 1 de Codemasters, y después de tantos años por fin tenemos un juego de Formula 1 por el que vale la pena pagar. El trabajo de Codemasters ha sido muy bueno y después de una época en la que el estudio británico no parecía dar con la tecla, ha sorprendido con la mejor entrega de toda la saga. Un juego pulido, con carácter y que muestra el deporte en toda su esencia y complejidad que tiene detrás a la vez que lo hace sencillo para el público casual. Así que antes de comenzar, vamos a aclarar cual es el lugar de F1 2019.

La pregunta del millón, ¿es un simulador?

Antes de explicar el juego hay que dejar claro lo que es y no, no es simulador. F1 2019 no es un iRacing, ni un Assetto Corsa y precisamente en el hecho de no ser un simulador puro, ni un arcade, está su mayor virtud. Era realmente difícil crear un juego que contentara a ambas partes, pero Codemasters lo ha conseguido. Es un juego que puede suponer un reto a los maestros de la conducción de la misma manera que puede facilitarle las cosas al que no tiene tanta experiencia o simplemente, no quiere perderse entre ajustes y estrategias.

Pero que no sea un simulador puro no significa que el juego no simule y aquí viene otro punto fuerte del juego. La atención al detalle es impresionante y la simulación de prácticamente todo está muy muy afinada.

La simulación

Como se ha dicho anteriormente la simulación es muy, muy buena. Ya no se trata de que si pisas el acelerador demasiado rápido sin control de tracción pierdes el control, es que la suspensión se mueve, los alerones se flexionan con la velocidad, si endureces la suspensión y pisas un piano, este te escupe hacia fuera, y seguir de cerca el coche de delante te perjudica en curvas, como en la vida real. Ciertamente esto ya lo hacía el Formula 1 2018 pero desde luego han dado un paso adelante y justo el punto necesario para que las malas decisiones tengan consecuencias y para que cualquier ajuste en el coche se traduzca en un comportamiento concreto en la pista. El juego ha ganado muchos puntos con estas mejoras respecto a la anterior entrega.

También han mejorado la simulación de los neumáticos y los frenos respecto a la entrega anterior. Tener los frenos fríos significa más espacio para frenar, y tenerlos fuera de su ventana de temperatura, hace el coche más lento e inestable. Tocarte con alguien significa trozos de fibra de carbono volando con la pérdida de “downforce” correspondiente si dañas el alerón delantero.

Hay ciertos detalles menores como que no se contabiliza el combustible en la vuelta de formación (¿porque no?), no se simula la generación de energía en la MGU-H (es tan fácil como quitar el despliegue del ERS en una recta y pisar a fondo, debería cargarse la batería como pasaría en la vida real) que es un componente muy importante en un formula 1 actual y en las curvas muy cerradas la trazada dinámica no calcula del todo bien el punto de frenada. Aun frenando justo al entrar el amarillo vas a entrar muy pasado en la curva, todo es acostumbrarse y anticiparse, pero es mejorable. También es notorio el hecho de que con lluvia extrema se nota que hay menos agua en la trazada por donde pasan los coches, pero en cuanto se empieza a secar la pista se pierde este efecto.

La simulación en agua no goza de la misma calidad, pero se entiende, si lo hacen igual de realista que en seco se haría muy difícil conducir con el mando.

Ajustes, ajustes y más ajustes

Ahora llegamos al mundo de los ajustes, haciendo especial hincapié en los ajustes del coche. Podemos aumentar o disminuir la carga que genera cada alerón, la geometría de las ruedas y la suspensión, la distribución y potencia de la frenada, altura, lastre en los coches que se pueda modificar y un sinfín de ajustes que se pueden realizar y que todos ellos influyen en el comportamiento del coche.

En carrera siempre habrá unos pocos ajustes que se pueden modificar y algo que molesta mucho es que, si de repente al entrar en una recta voy muy muy pegado al coche de delante, poner el coche en una configuración de adelantamiento exige acceder a muchos menús. Unos atajos de ajustes definidos por el usuario no estaría mal, por que si no te toca subir la mezcla de combustible a tope, el despliegue del DRS a tope y normalmente subir el porcentaje de bloqueo del diferencial y mover la potencia de frenada más a las ruedas delanteras, aunque estas dos últimas opciones son menos importantes.

Es un fallo importante en el juego porque por ejemplo en Mónaco, no hay una recta donde tengas tiempo suficiente para ajustar todo y eso, sin tener en cuenta si te estás pegando con otros coches. Una mejora que sería interesante verla para la entrega de 2020.

También hay ajustes globales que se aplican juegues donde juegues: daños del monoplaza, cambio automático o manual, despliegue del ERS automático o manual, control de tracción y las ayudas generales de conducción como la ayuda de frenada o las líneas de la trazada óptima.

Modos de juego en solitario

El modo individual consta de 3 modos de juego:

  • Grand Prix

Crea tu propio fin de semana en el circuito que quieras con el coche que quieras (incluyendo formula 2 y coches clásicos).

  • Campeonato

Juega un campeonato entero, un evento de exhibición clásico o los desafíos del DLC “Legends: Senna Vs Prost”.

Hay muchos campeonatos, pero realmente solo tres son relevantes, que son: el campeonato de Formula 1, el de Formula 2 y el de coches clásicos. Los demás campeonatos son variaciones que realmente no aportan mucho como por ejemplo, el campeonato de Formula 1 solamente en los circuitos de Asia, o correr en todos los circuitos del calendario de Formula 1 en la Formula 2, que aunque en Formula 2 todas las carreras son en circuitos donde también se corre la Formula 1, no corren en todos los circuitos del campeonato de Formula 1, sino que solamente en 12 de ellos. En cambio, el de coches clásicos es una serie de carreras en circuitos emblemáticos de la historia de la Formula 1 con coches clásicos y en su configuración actual.

Los eventos de exhibición clásicos son simplemente una serie de retos que puedes hacer con un coche clásico. Hay un reto para cada coche clásico y 4 tipos de reto en total: desafío de punto de control (cubre una determinada distancia antes de que se acabe el tiempo), persecución (adelanta a todos los oponentes en el número de vueltas asignadas), contrarreloj (completar un determinado número de vueltas antes de que se acabe el tiempo) y desafío de adelantamiento, que es muy similar al de persecución pero en vez de fijar un número de vueltas se da un tiempo.

El DLC consta simplemente de una serie de eventos de exhibición donde eliges correr con Prost o con Senna y dónde uno de los oponentes del evento es el otro piloto. Los modelados de ambos pilotos dejan mucho que desear y realmente no es algo que valga mucho la pena más que para desbloquear el Mclaren de Senna y el Ferrari de Prost del año 1990.

  • Contrarreloj

Un modo muy interesante y adictivo a la vez que sencillo. Un coche de tu elección, el circuito que quieras e intentar marcar el tiempo más rápido que puedas. Hay una clasificación general de todos los jugadores y puedes ver el fantasma de su vuelta y usar la configuración del coche que usaron ellos en su tiempo más rápido. En este modo es donde se nota mucho los pequeños cambios en el coche y como cambia su comportamiento en pista. Hacer un tiempo competitivo implica reiniciar muchas veces o bien por errores de pilotaje o para probar ajustes.

Realmente el modo más importante es jugar una temporada completa de F1.

El campeonato de F1

Respecto al campeonato de F1 es muy, muy bueno. Hay que encargarse de estrategias de paradas, de gastar los puntos de desarrollo en mejorar el coche, de mantener la moral del equipo bien, dar entrevistas, negociar tu contrato, etc.

Se hace un mundial completo de Formula 1 eligiendo una escudería. Tienes que gestionar el número de piezas que usas y su desgaste, hacer entrenamientos, clasificación y las carreras, aunque todo esto se puede simular, pero te llevas menos bonificaciones.

Es tal cual correr en un Formula 1. Tienes un ingeniero de pista que te va guiando todo el rato, tienes indicadores de que tal lo estás haciendo contra tus rivales.

Poco se puede reprochar a este modo, pero como nada es perfecto, vamos a decir que estaría bien que el juego te recomendara unos reglajes base para cada circuito, ya que en la vida real nadie parte de cero y todo se simula, los atajos de ajustes como se describe en el apartado de modos de juego y un poquito de aleatoriedad. Esto es especialmente llamativo porque si en una carrera tienes un problema con la caja de cambios y reinicias la carrera, acabarás teniendo el mismo problema, lo mismo para el resto de pilotos. Tampoco estaría mal que no fuera tan frecuente la lluvia porque en las primeras 7 carreras, en 6 la lluvia hizo acto de presencia.

Modos de juego online

En cuanto al modo online tengo que decir que es todo un acierto. Tenemos cuatro opciones en este apartado:

  • Pruebas semanales: las pruebas semanales ofrecen a los jugadores la posibilidad de competir en clasificaciones globales y el tipo de evento no será siempre el mismo.
  • Ligas: las ligas las crean los usuarios y se trata de un plantel fijo de jugadores. El creador la liga decidirá el día y la hora de cada carrera y que luego aparecerán en el calendario de todos los que se hayan unido (los días que haya mantenimiento del juego programado no se pueden escoger y ya vienen marcados en el calendario como no elegibles). El creador de la liga también decide las normas de la competición (si hay safety car o la exigencia de los límites de pista).
  • El último modo es un modo clásico, que al igual que las ligas, lo gestionan los jugadores. La diferencia es que en estos puedes unirte y salir cuando quieras. Es simplemente para echar unas carreras sueltas cuando te apetezca y viene separado en dos modalidades; una con clasificación previa a la carrera y otra sin ella, pero en esencia son lo mismo. Los jugadores pueden votar el siguiente evento.
  • Partidas en LAN: jugar partidas en LAN contra otros jugadores en la misma red.

Tanto en las ligas como en el modo libre aparece una lista con todas las ligas o salas creadas y escoges la que quieres. A mayores, en las ligas el juego recomienda ligas según la localización geográfica de los participantes (por el tema del Lag) y según su huso horario. Se agradece el detalle de no tener que buscar en una lista enorme de ligas de todas partes del mundo.

Contenido del juego

El contenido es un poco escaso, los circuitos son los del mundial de Formula 1 tal cual son hoy en día. De cara a futuras entregas me gustaría mucho contar con el viejo trazado de Mónaco con raíles en vez de pequeñas escapatorias de asfalto, o circuitos clásicos como el Nürburgring Nordschleife o Imola por citar dos.

En lo que toca a los coches la situación es algo mejor, ya que hay 20 coches clásicos y 2 desbloqueables en el DLC “Legends: Senna Vs Prost”. Los coches clásicos en general están bien recreados y tiene un comportamiento acorde al coche concreto. Una delicia poder disfrutar del rugido de un V10 o tener que controlar el turbo lag del Mclaren del 88’. Por poner pegas los daños de los monoplazas son muy, muy reducidos y se notan muchas más ayudas a la conducción en los eventos de exhibición históricos.

El DLC realmente no es gran cosa y practicamente lo único que aporta son dos coches desbloqueables y un grado más de dificultad respecto a los eventos de exhibición históricos, que incluso en difícil no suponen reto alguno.

Técnicamente algo mejorable

Técnicamente el juego tiene sus luces y sombras. Por lo general funciona fluido y no he notado bajadas de frames significativas que perjudiquen la jugabilidad, aunque todo esto se ve contrarrestado por un frame tearing bastante notorio y «popping» en ciertos momentos, como al parar en boxes para cambiar las ruedas. También hay algunas cosas algo molestas como puede ser el dithering en el pelo de los personajes, o algún modelado de personaje con texturas algo borrosas.

Igualmente, destacable y desafortunadamente para lo malo es que la imagen en los espejos laterales del coche va con algo de retraso y con menos fps que el propio juego, lo cual puede resultar molesto al costarte más ver y entender lo que está pasando.

Aun así, salta a la vista que se ha dado un paso adelante sobre la entrega anterior, sobre todo en iluminación que ahora es mucho más realista y los reflejos sobre los monoplazas. El modo foto es una delicia para sacar buenas imágenes de los coches y la calidad de imagen es casi perfecta, salvando algún diente de sierra guerrero que no se elimina completamente.

Conclusiones

F1 2019 es el juego con el que la franquicia va un paso más allá con la apuesta más solida, pulida y completa desde que Codemasters adquirió la licencia hace ya 11 años. Sin ser perfecto, es un juego que peca en detalles menores y destaca en muchos apartados. La simulación de comportamiento de coches y realismo de la F1 llegan como tienen que ser, lo más fiel posible.

Además, esta entrega cuenta con el añadido de los F2, permitiendo entrar a la F1 desde categorías inferiores, complementando el juego en cierta manera. También el añadido de los 2 modos online: Ligas y Eventos semanales. Ahora solo queda disfrutar del título según se actualice durante la temporada de F1 2019.

*De acuerdo con nuestra política, informamos a nuestros lectores que este título ha sido analizado gracias al envío de una copia de prensa por parte de Koch Media.

 

Blansi

Blansi

Co-Administrador de PowerUps. Jugón desde bien pequeño y amante de los Survival Horror y RPG. Puedes leerme en Twitter o verme jugando por Twitch. Contacto: blansi@powerups.es

Publicidad



Juegos buscando financiación

Publicidad